Comienza un nuevo mes, Géminis, un mes de diciembre con muchos días de fiesta, celebraciones y emociones que subirán y bajarán. Para ti no hay dos días iguales porque le pones mucha intensidad a todo. Pero si te tocara quedarte en casa más de lo normal, aprovecha para descubrir nuevas aficiones, y si son artísticas mejor. Algo que no hayas hecho nunca y que te apetezca mucho hacer. Te vas a sentir muy bien aprovechando el tiempo y dándole salida a tu creatividad.

Algunos movimientos planetarios pueden estar colaborando en tenerte más inquiero de lo normal. Por ejemplo, con la potencia que te da Marte en Aries, seguro que quieres abarcar más de lo puedes. Ya la notaste meses atrás, y pusiste en marcha muchos proyectos, que luego tuviste que frenar cuando estuvo retrógrado. Ten cuidado para que ahora no te pase lo mismo. Y si tienes días en lo que te notas con subidones, controla la impulsividad y los acelerones.

Géminis, tienes mucha iniciativa, y capacidades para llevar adelante lo que empiezas, y hasta te pones nervioso queriendo controlar que se haga todo rápido, y que de buenos resultados. Pero también has aprendido: a ser más honesto, con los demás y contigo. Y a asumir culpas. Así que si te pasas de emprendedor, y algo falla, culpa tuya será. La asumes, maduras y hacia delante de nuevo. Se te da genial ir siempre hacia delante y con la cabeza bien alta.

No vas a tener ningún problema en hacerte entender durante la mayor parte del mes. Mercurio en Sagitario hasta el 21 le da a tus palabras un poder especial. Así que para los que quieran explicaciones, o si tu pareja te pide que te mojes diciéndole lo que sientes, o para defenderte con algún compañero de trabajo o para hacerte valer a la hora de conquistar un nuevo puesto de trabajo, que se vayan poniendo en fila porque tendrás respuestas para todos.

En general, tu manera de afrontar las relaciones va a ser mucho más cauta, después de haber caído en idealizar a alguien, o de haber creído que sentías más por alguien de lo que sentías en realidad. Si algunas amistades ves que te decepcionan, aprovecha cuando coincidas con ellas para hablarles con claridad. Si has sido tú quien ha fallado en algo, reconócelo. Pero también sé muy claro si crees que te han sido desleales o te han tratado de engañar.

La gran conjunción de Júpiter y Saturno en Acuario va a exigirte mucha concentración en temas laborales y ganas de invertir. Si no tienes dinero, siempre puedes convencer a algún inversor para que lo ponga, tú puedes poner todo lo demás: inteligencia, iniciativa, capacidad de trabajo y muchos muchos contactos.

En pareja, te va a pedir el cuerpo que las reconciliaciones sean en la cama, ¡fíjate por donde cuando a ti lo que te gusta es hablar a la hora de aclarar las cosas! También puede que una amistad se convierta en algo más, pero porque cuando te pones en plan seductor, aun sin quererlo, caen como moscas a tu alrededor.

A mediados de mes, con el eclipse solar en Sagitario prepárate por si estás más nervioso de lo normal. O por si entras como un toro ante la menor insinuación. Igual estás algo quemado/a porque el anterior eclipse que justo tuvo lugar en tu signo te tocó la sensibilidad, y te expuso demasiado a las emociones. Con lo que a ti te gusta controlar. Lo peor será tener que escuchar los comentarios de los que se ceban contigo por si has cometido algún error, o llegado tarde, o roto algo. ¡Madre mía qué pereza de gente metiéndose en todo, parece que no tienen vida!

Gracias a estos dos eclipses puede que acabes dándote cuenta de algunos detalles de tu vida de los que no eras consciente. Y comprobarlo, te puede ayudar a tomar algunas decisiones. Aunque primero tendrás que superar algún pequeño shock por las sorpresa, o por lo que descubras de alguien que no te lo esperabas. En temas amorosos los eclipses empujan a tomar decisiones abriéndonos los ojos. Pues tú igual te das cuentas de lo harto que estás de esa persona con la que sales o igual te das cuentas de que sientes más de los que creías por alguien.

Conforme vaya acabando el mes te vas a notar más emocional y con ganas de introducir nuevas perspectivas en tu vida. Si tienes pareja, y muchos conocidos aun no lo saben, y tu familia tampoco, puede que te apetezca darla a conocer. Te sientes orgulloso de ella y de vuestra relación y quieres que los tuyos la conozcan. En todo caso es como que sientes la necesidad de dar un paso en tu relación. Si no tienes parejas, igual con el sexo esporádico encuentras más relax que haciendo deporte. Sea como sea, no dejes que el trabajo pendiente no salga adelante que vienen días de fiestas y luego te entran las prisas. Lo acabarás sacando todo adelante, claro, no hay que preocuparse. Tú no lo estás, ¿verdad?

2020-12-01T14:01:34+02:00