Comienza diciembre Géminis, el último mes del año, un mes perfecto para dejar atrás todo lo malo, para pensar en las nuevas metas y proyectos en las que te verás involucrada/o, para evolucionar y mirar al frente. Y sí, la Luna llena en tu signo el día 8 de diciembre te dará un impulso fuerte y puede incluso que lo agite y lo revuelva todo (en el buen sentido). Te apetece salir de fiesta, darlo todo, olvidarte de ciertas cosas, pasar un buen rato y también eliminar esa presión que desde hace un tiempo te agobia y te agota. Este es un momento de tregua Géminis, relájate y no te sientas mal por pasarlo bien y despreocuparte un poco de todo lo que te estresa. Aprovecha estos momentos y no pienses en nada, que también es bueno. 

La cuadratura de Mercurio con Júpiter hasta el día 11 de diciembre es posible que te lleve a tener momentos de ansiedad de nuevo, quieres tenerlo todo ya, pretendes tener lo que quieres cuando quieres y a veces se te olvida de que el camino para llegar ahí hay que ir haciéndolo poco a poco. Sin prisa pero sin pausa. Cuidado con la falta de compromiso Géminis, eso es muchas veces lo que te lleva a sentirte hecho una mierda al final. Si te has propuesto algo, sé un poco más constante y no lo tires todo por la borda porque algo se te haya cruzado. A tu alrededor pueden surgir oportunidades muy interesantes, no las desperdicies Géminis, por favor, no esperes la vía fácil…

En cuanto a tus relaciones, puede que te sientas un poco perdido en ellas. Hay cosas que no te cuadran, problemas que sabes que están ahí y que poco a poco se van enquistando. No hagas como si no pasara nada, habla Géminis, ten una conversación larga y tendida y saca conclusiones después. Es importante. 

Del 12 al 25 de diciembre, el trígono de Mercurio con Urano te dotará de una claridad mental increíble. Sabes cuáles son las decisiones que tienes que tomar Géminis, tienes una capacidad de resolución increíble y tus nervios ahora son de acero por lo que tienes a tu mente completamente bajo control ante cualquier obstáculo que llegue. No hay nada que pueda perturbarte y tu fortaleza se está convirtiendo para muchos incluso en dureza. Pero hasta tú sabes que a menudo hay que ser duro. Es posible que andes un poco inquieto, que te agobie la presencia de cierta persona, incluso que tengas algún roce fuerte con alguien. Tienes la mente abierta para casi todo en esta vida pero hay cosas por las que sabes que no puedes pasar Géminis, porque también tienes tus principios. 

A partir del día 21, tus pensamientos se vuelven profundos, más de lo habitual. Quizás deberías alejarte de un tema que te ha estado preocupando últimamente, cada uno es mayorcito para saber a quien se acerca y de quien se aleja Géminis. Puedes dar consejos, los mejores sí, pero al final, cada cual se busca su camino y no podrás hacer más que ver como, con el tiempo, se acaba estrellando. Es verdad que andarás en modo stalkeadora/o para averiguar ciertas cosas de alguien pero, una vez que lo hagas, ¿qué? nada Géminis, nada porque todo estará igual. Céntrate en quien de verdad está, o incluso en el que te lo pida. Pero no en el resto. Feliz diciembre.