HORÓSCOPO LEO ABRIL 2018

Estás como iluminada/o Leo, como lista/o y preparada/o para expandir tus alas de una vez, para remontar el vuelo.

Adelante Leo, adelante porque ahora brillas. Tienes que sumergirte en tus pasiones, tienes que hacer lo que quieras, tienes que buscar tu lugar, tienes que disfrutar con los tuyos y sobretodo tienes que volver a sentirte libre e independiente como siempre lo has sido.

El día 15 de abril, la Luna Nueva te alienta a dejar de lado todo eso que ya obsoleto en tu vida Leo.

Esas heridas que aún no cicatrizaron empiezan a curarse demasiado deprisa. Por fin Leo, por fin te has empezado a poner a ti un poquito por encima del resto, porque, aunque sólo sea por ese poquito, te estás empezando a cuidar mucho más y mucho mejor.

Vas a ampliar tus horizontes, ya no quieres quedarte aferrado ni a un solo lugar ni a una sola persona. Pero ni ahora ni nunca. Has comprendido el tiempo que de alguna manera has “perdido” y te apetece recuperarlo todo. Pero tienes que tener cuidado Leo, tienes que ser paciente y no precipitarte. Tienes que caminar con paso seguro hacia donde de verdad quieres.

A partir del día 19 de abril tendrás que empezar a plantearte aspiraciones a largo plazo.

Está bien vivir en el presente, de hecho es lo que hay que hacer, pero siempre hay que tener una mira, aunque sea pequeña, o un plan, hacia el futuro. Apóyate en tus objetivos profesionales, en tus objetivos académicos. Y piensa que, ahora mismo, tienes todo lo que se necesita para transformar los sueños en realidad.

Cerca del día 24 de abril tendrás que tener cuidado con algunos sentimientos y con algunas emociones que parecen enfrentarse de nuevo. El amor está en el aire y, por más que a veces quieres esquivarlo a toda costa, llega y llega. Puede que se mezclen dentro de muy poco los amigos con los amantes. Es bueno que en estos momentos te juntes con personas que tengan tus mismas ideas, que quieran hacer cosas grandes para conseguir grandes cosas.

La Luna llena del día 30 de abril creará algunas tensiones familiares.

Hay cosas que aún no están perdonadas y lo mejor es que se hablen y se cierren esas grietas. Además, tienes que recordar que la Luna llena no te enseña nada nuevo que no exista. Sólo te muestra lo que está ahí, y no querías ver Leo. Es un buen momento para solucionar cosas…