Cada signo, tiene sus luces y sus sombras, su lado oscuro y su lado más brillante. Y sin uno, no existe el otro. Cada uno tiene sus cualidades positivas y sus cualidades negativas y tenemos que aprender a saber lidiar con ellas para poder crecer y madurar. A lo largo de tu vida, estás constantemente luchando para mejor tus defectos, para mejorar eso que hace sombra a tu mejor virtud. Quédate leyendo para descubrir cuáles son tus dos caras.

Aries

Por un lado, está el Aries energético, el que vive la vida sin miedo a nada. Es una persona muy apasionada y también muy ambiciosa. Es el tipo de persona que ilumina cualquier lugar oscuro, que da vida a la vida de los demás. Es la cara del Aries valiente, decidido, seguro de sí mismo, que no tiene miedo a enfrentarse a cualquier desafío.

Pero en la otra cara de la moneda, está el Aries impaciente, el que se irrita con mucha facilidad, el que tiene un humor de perros, el que es dominante y muy agresivo. Este Aries puede ser muy peligroso, porque se enfada rápidamente cuando las cosas no salen como él/ella quiere. Tiene problemas para hacer caso a los consejos de los demás.

Tauro

La cara buena de Tauro es la cara del trabajo, de la responsabilidad, de la dedicación. Tauro es una persona que tiene las ideas bien claras y que trabaja constantemente muy duro para conseguir todo lo que se ha propuesto. Es alguien en quién sabes que puedes confiar en todo momento, la cara del Tauro que sabes que nunca te va a fallar.

Pero, por otro lado, tenemos al toro en su pura esencia. Al Tauro que es muy terco, rígido e incapaz de aceptar que no siempre lleva la razón. El Tauro que va a muerte con sus ideales sin importar a quién vaya a llevarse por delante. También tiene un carácter muy posesivo y súper protector que puede poner en peligro sus relaciones.

Géminis

Géminis es el signo por excelencia conocido por tener una “doble” cara. Su símbolo son los gemelos y no hay nada que le represente mejor. Por un lado, tenemos la cara del Géminis despreocupado, el que vive la vida sin pensar en el mañana, el que no deja que nada le agobie. El Géminis que habla por los codos, que tiene miles de amigos y el que nunca dice que no a una buena aventura.

Sim embargo, por otro está el Géminis impaciente, el que se irrita con facilidad, el que toma decisiones sin pensar en las consecuencias. El Géminis al que le come la ansiedad y es incapaz de mirar más allá. Esta cara puede ser muy peligrosa, ya que es imprevisible, nunca te la esperas y puede llegar en cualquier momento dispuesto a herirte.

Cáncer

Los cambios de humor tan famosos de Cáncer hacen que sea muy fácil conocer cuáles son sus dos caras. Por un lado, está el Cáncer que no tiene miedo a mostrar su gran corazón. El Cáncer que es cariñoso, empático, entregado a los demás, leal y muy amable. Ese que da los mejores consejos y que te deja llorar todo el tiempo que quieras en su hombro.

Pero por otro, está el Cáncer que súper sensible, el que no sabe cómo gestionar todas sus emociones, el que siente que no hay nadie que le entienda, el que lidia con un montón de pensamientos negativos. El Cáncer que hace un drama de cualquier cosa, el que no se toma en serio ningún consejo.

Leo

Todos conocemos la cara más brillante de Leo. El Leo que desprende energía positiva, el que siempre llama la atención, el que atrae a todo el mundo. Su lado más ambicioso, extrovertido, valiente, seguro de sí mismo. Leo es una persona que se preocupa mucho por la imagen que da y siempre luchará por mostrar al mundo esta cara.

Sin embargo, en la otra cara de la moneda, está el Leo dramático, el que es súper impulsivo y actúa sin pensar en las consecuencias o el daño que puede hacer a los demás. El Leo que piensa en sí mismo antes que pensar en los demás. El Leo arrogante. Pero aún así, Leo lucha cada día por mejorar todos estos defectos.

Virgo

En un lado, está el Virgo práctico, el que analiza cualquier pequeño detalle. Ese Virgo que es experto en solucionar cualquier tipo de problema, ya sea suyo o de los demás. El que tiene una paciencia increíble, capaz de luchar por conseguir cualquier cosa, por mucho que se le resista. El Virgo que da los mejores consejos del Zodiaco.

Pero en el otro lado, en el no tan bueno, está el Virgo que analiza las cosas en exceso, el que se toma la vida más en serio de lo que debería. El Virgo al que le cuesta salir de su zona de confort, dejarse llevar y dejar de lado sus responsabilidades. El que es terco a más no poder e incluso a veces, puedes llegar a ser demasiado frío y distante. El Virgo que es crítico consigo mismo y también con los demás.

Libra

La cara positiva de Libra es su lado más calmado, el que le gusta conectar con los demás y ser amable con todo el mundo. El Libra que es amante del respeto, de la justicia, de tratar a las personas como realmente se merecen. El que ama ayudar a los demás y el que hace todo lo posible por mantener el equilibrio en todos los aspectos de la vida.

Pero, sin embargo, Libra también tiene su lado oscuro. El Libra que intenta evitar conflictos, el que se calla cuando realmente no debería. El que tiene que aprender a enfrentarse a los demás. El Libra que es distante, indeciso, el que tiene su mente llena de dudas que ni siquiera él mismo es capaz de entender. La cara de Libra que hace que sea tan difícil entenderle y llegar a conocerle de verdad.

Escorpio

Mucha gente conoce a Escorpio solamente por su lado oscuro, pero también tiene rasgos positivos que le hacen ser tan especial. El Escorpio que es intuitivo, el que entiende a la perfección como funcionan las mentes de los demás. El Escorpio emocional, que no tiene miedo a ocultar sus sentimientos, el que le pone pasión a todo lo que hace. El Escorpio en el que sabes que puedes confiar siempre.

Por otro lado, tenemos al conocido Escorpio rencoroso y vengativo, que odia sentirse traicionado, el que incluso puede llegar a ser manipulador simplemente para salirse con la suya. El Escorpio impaciente, que pierde los estribos cuando siente que le están traicionado. Ten cuidado con Escorpio, porque su lado oscuro puede ser muy peligroso.

Sagitario

Por un lado, está el Sagitario optimista, el que siempre se fija en el lado bueno de las cosas, el que ayuda a los demás a no ser tan negativos. El Sagitario que no tiene miedo a nada, que es valiente, que siempre está pensando en sus planes de futuro, el que hace que cualquier situación sea mucho menos aburrida. El Sagitario que enamora a todo el mundo.

Pero por otro, tenemos al Sagitario que le cuesta muchísimo comprometerse, el que tiene la mente en mil sitios menos donde la debe tener, el que no sabe concentrarse en una sola cosa. El Sagitario que tiene un temperamento explosivo, el que es muy impaciente y se enfada con mucha facilidad.

Capricornio

La cara buena de Capricornio es la cara del trabajo, del esfuerzo, de la constancia. El Capricornio que no para hasta conseguir lo que quiere, el que siempre consigue el éxito. El Capri que es inteligente a más no poder, el que tiene gran capacidad para ver las cosas tal y cómo son y mantenerse fiel a la realidad. El Capricornio que siempre cumple con todas sus promesas.

Pero, por otro lado, está el Capricornio terco, intransigente e incluso algo autoritario y mandón a veces. El Capricornio al que le resulta difícil escuchar a los demás y el que tiene un orgullo enorme. El que le cuesta desconectar de su trabajo, de sus responsabilidades y no sabe sacar tiempo para su gente o simplemente para sus hobbies.

Acuario

El lado bueno de Acuario es su lado más creativo, más original, más rebelde. El Acuario que ama viajar, descubrir nuevas culturas, el que disfruta conociendo a gente nueva y compartiendo sus ideas con los demás. El Acuario que tiene conversación para dar y regalar durante horas y que no le tiene miedo a lo desconocido.

Pero, por otro lado, está el Acuario que no sabe cómo gestionar sus emociones y eso le hace parecer algo distante. El Acuario con el que es tan difícil conectar y el que resulta tan complicado entender lo que está pasando a su mente. El que no quiere explorar su lado emocional y el que jamás te dirá lo que le sucede. Acuario puede llegar a ser muy introvertido y ese puede ser tu lado más oscuro.

Piscis

Todo el mundo conoce la cara del Piscis que es cariñoso, amable, emocional. El Piscis que no tiene ningún problema en ayudar a quién lo necesita. El que se priva de cosas para dárselas a los demás. El Piscis que es súper leal a su gente y que hará lo que sea por ver a estos felices. El Piscis creativo, risueño, inocente, que busca ser feliz por encima de cualquier cosa.

Pero, por otro lado, esta su lado oscuro. El Piscis que tiene problemas para enfrentarse a la realidad, el que siempre está escapando de sus problemas en lugar de enfrentarse a ellos. El Piscis que es tan sensible que hay veces que le afectan las cosas más de las cuentas y es capaz de hacer un drama de la nada.

2020-05-22T13:52:04+02:00