Orgullosa, dominante y con el alma llena de bondad. Así es Leo, uno de los contrastes más bonitos que vas a conocer en tu vida. Es la mujer que etiquetan como egoísta, sólo porque no se queda callada y exige lo que se merece. Leo no se entrega con cualquiera, quiere sentir que realmente la persona vale la pena y una vez que se vuelve parte de tus días, es sinónimo de que el romanticismo también lo será. Si quieres saber por qué elegir a Leo como la mujer de tu vida es un abrazo al corazón, estás en el lugar indicado. 

Leo es la mujer felina que hará temblar cada espacio de tu mente, la que elevará tu cuerpo y te llenará de la vibra más bonita. Es diosa, te puedes perder en su mirada y en su forma de amar, porque tiene ese toque minucioso que hace que la trates de forma delicada, pero también saca las uñas cuando se trata de defender lo suyo. Leo no quiere impresionarte, te atrapa y ni siquiera te das cuenta. 

Cuando eliges a Leo como la mujer de tu vida 

Leo es compañera, es la que no te suelta en tus momentos más terribles. Tiene un instinto de cazadora, de lograr lo que quiere. Leo se fija metas y las cumple, no le teme a la lucha, está acostumbrada a danzar entre las balas. Es integra, ágil y confiable, Leo no te fallará mientras le demuestres que te importa de verdad.  

¿Por qué elegir a Leo como la mujer de tu vida es un abrazo al corazón? Porque Leo ama sin darle vueltas al asunto, cuando alguien encanta su corazón, pone todo de su parte para conquistar, disfruta cuando se vuelve un reto pero si no ve reciprocidad, simplemente se aleja. Aprendió que no está aquí para rogarle a nadie, así que se da su lugar y si siente que la persona no le aporta, simplemente pone punto final. 

Leo sabe con quién, en dónde y cuándo, ella no está esperando que le digas qué hacer, al contrario, te propone y vaya que es convincente. Mucho cuidado cuando Leo intenta persuadir, porque no saldrá otra cosa de tu boca, que no sea un sí. Estar con ella es un abrazo al corazón, porque derrochan generosidad, tienen esa calidez para siempre decir las palabras adecuadas. 

No dudes en elegir a Leo como la mujer de tu vida, porque tiene ese lado dulce y distante, como un gatito. Es cariñosa cuando menos lo piensas y le encanta poner a prueba su imaginación, juguetona y divertida. Con Leo puedes bromear hasta de lo prohibido, es la prueba de que las carcajadas son la mejor medicina. Estar con ella es despertar a tu niño interior, con Leo harás eso que nunca imaginaste. 

Leo brilla y brilla fuerte, porque su carácter no se juega, es tan hermosa como dominante. Amante del control, no teme ni tantito llevar los pantalones en la relación. Es la mujer que rompe con estereotipos y aún así no asusta, te dan ganas de compartir la vida entera a su lado. 

A Leo no le da miedo gritar sus pensamientos y sus emociones, el enamoramiento se le nota en cada poro. Le gusta ser así, sin filtros, soñadora y segura de sí misma. Es la mujer que te abraza el corazón, porque su dulzura tiene la fuerza de tocar hasta lo más profundo de ti. Leo sabe que tus miedos y tus tristezas te aterran, pero ella siempre se vuelve una calma. Leo es simplemente la mujer de tu vida.