Muchos ven a Capricornio como alguien frío, como alguien a quien le cuesta sacar sus sentimientos a la luz, como alguien incluso calculador, pero no, en el amor, no lo es.

Si Capricornio te echa de menos te lo hará saber pero no quizás de la forma en la que esperas. Capri no te avasallará a mensajes todos los días, ni tampoco tendrás 25 llamadas perdidas a cada momento. No. Capricornio te enviará flores, quizás incluso alguna carta recordando viejos y bonitos recuerdos, incluso algunos que no son tan bonitos pero, al fin y al cabo, recordando vuestra historia. Capricornio piensa mucho con la cabeza, es coherente y trata de buscarle una explicación lógica a todo.

Si te marchaste fue por algo, si Capricornio se marchó fue por algo y si ahora te echa de menos, también es por algo. Tendrá la valentía suficiente de no descolgar el teléfono si sabe que has hecho las cosas mal, aunque por dentro lo esté deseando, aunque se esté muriendo por hacerlo. Es duro, es duro y usa la lógica, sólo así tiene un control de sí mismo fuerte. Que no te llame no significa que no te extrañe o que no piense en ti pero sabe que si lo hace todo puede acabar en ruina.

Quizás a última hora del día, por la noche, te escriba, y te diga que te extraña pero que aún necesita tiempo, es por las noches cuando su cabeza de repente no deja de pensar, cuando no le deja dormir bien, cuando al final se vuelve más frágil… Capricornio te echa de menos sí, pero puede vivir sin ti, no eres una necesidad. Nadie es una necesidad para Capricornio.