Si has nacido el 1 de noviembre, valoras cada una de tus cicatrices, porque son sinónimo de todas las batallas que has luchado. A ti nada te detiene, basta que sepas lo que quieres para  lanzarte al éxito. La vida te ha enseñado que no siempre se obtiene la victoria, pero no piensas bajar la guardia fácilmente. Tu energía se contagia, eres el tipo de persona que inspira a otros, y que cuando se trata de ayudar no lo dudas, das la mano a quien más lo necesita. Ser líder es algo que se te da de forma natural, no te asusta poner las reglas del juego, pero tampoco te molesta cuando eres tú quien tiene que recibir órdenes. 

Eres Escorpio, tienes honestidad en la mirada, si algo detestas es la hipocresía. A lo largo de la vida, te has dado cuenta que hay mucha gente que te sonríe de frente y en la menor oportunidad aprovecha para hablar  mal de ti. Gente así no es bienvenida en tus días, prefieres que te llamen cruel, antes de abrirle la puerta a alguien que seguramente terminará rasgando tu corazón.

Es muy posible que tus cambios de humor asusten a las personas, sobre todo, porque no tienes filtros, cuando algo te desagrada puede que tu educación te ayude y controles tus palabras, pero… tus gestos no entienden, a ellos se les nota en cada poro que estás fastidiado. Sin embargo, eso no quiere decir que vayas dañando personas sólo porque sí, al contrario, no eres un ser con alma vengativa. Muchas veces te han hecho cosas malas y lo dejas pasar, porque sabes que hay quienes no merecen ni siquiera que te desgastes. A veces, tienes tantos problemas que enfrentar, que prefieres refugiarte en la soledad, para pensar con la cabeza fría y recordar que al final siempre puedes. 

Si has nacido el 1 de noviembre, te cuesta adaptarte a las reglas, no eres el más rebelde del zodiaco, pero el hecho de que alguien más te gobierne te provoca hasta urticaria.  Lo bueno, es que tienes el don de regenerarte, difícilmente te enganchas en algo, al contrario, siempre buscas la manera de salir adelante. Mientras te enfoques en lo que quieres, buscando de forma genuina en tu interior y que no te aceleres, sabes que lo vas a lograr. Puede que parezca que siempre tienes todo bajo control y que tu corazón es frío, pero nada que ver. En el fondo eres de las personas más sensibles de este planeta, y además, te encanta prestar atención a tu intuición. Tienes una parte bruja que habla por ti, que te hace detectar malas energías mucho antes de que presenten su verdadera cara. Es simple, a ti te cae bien una persona a la primera o simplemente prefieres prescindir de su amistad. No dejas de evolucionar y sabes que no siempre las personas pueden ir a tu paso. Has aprendido que hay que soltar amores, amistades e incluso familiares, porque es la única forma de estar mejor. No les deseas mal, simplemente ya no encajan contigo. 

Desde luego, no todo en tu personalidad es color de rosa, digamos que hay momentos en los que tu lado negativo toma el control y simplemente te vuelves otro. Hablo de cuando tu ambición se apodera de todo, cuando la parte diplomática queda en el olvido. A veces, eres muy emocional, amargado, despiadado. Otra de tus debilidades es la compulsión que te envuelve, hay momentos en los que te obsesionas con algo y no hay quien te haga cambiar de opinión. 

Tu símbolo astrológico es el escorpión, es el que representa tu lado meticuloso, el que tiene sed de explorar, pero también el que persiste, el que no le teme a la guerra y el que te puede hacer pedazos cuando menos lo pienses. Tu elemento es el agua, es quien te da ese espíritu suave, dulce y cambiante. Es la capacidad que tienes para reinventarte en cualquier situación. Tu planeta regente es Plutón, es quien te da ese toque extremista, valiente y  divertido. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 3, 8, 12, 19 y 27. 

Si has nacido el 1 de noviembre, eres un amante que se entrega desde la sensualidad y el misterio. Hay quienes pueden decir que eres complejo, porque no estás dispuesto a lidiar con un amor a medias. Tu personalidad es tan determinada, que no piensas bajar la guardia fácilmente. A menudo dices lo que sientes, sin pelos en la lengua, si el otro no está preparado para lidiar con algo así, es su problema, tú no piensas caer en las mentiras. Para ti la confianza es muy importante y sentirte cómodo con tu pareja, es primordial, no piensas estar en una relación que no te aporta. 

Eres como tu color de la suerte, el rojo intenso, el que simboliza profundidad, solución, tenacidad. El de los que se atreven, que no le temen al cambio y el de los que te envuelven en cada mirada, cada misterio, cada paso. El color de aquellos que no le temen a recibir toda la atención. Ese eres tú.