Si has nacido el día de 10 de octubre eres la dulce como el azúcar pero tienes una rebeldía muy misteriosa. La gente te mira y cree que no has roto un plato en la vida. Te ve y siente que puede confiar en ti y también se piensan que pueden manejarte a su antojo. No es así y tú lo sabes. Puedes ser muy tímido al principio, pero que se preparen cuando sueltes tu melena. Eres uno de los Libra más fuertes, más rebeldes y con más carisma de todo el Zodiaco. No esperas la aprobación de nadie para hacer las cosas. Tú actúas y no buscas gustarle a nadie. Eres único por esa forma de actuar y, sobre todo, de comunicarte.

A pesar de todo esto, te entregas muchísimo a tu gente, como buen Libra. Tus amigos y tu familia tienen el papel protagonista en tu vida. No concibes una vida sin ellos. En todos tus planes, los incluyes a ellos. Eres independiente y te gusta ir a tu rollo, pero siendo sinceros, eres feliz de verdad cuando te rodeas de ellos.

Si has nacido el día 10 de octubre, eres paciente, pero no te gusta perder el tiempo. Sabes esperar cuando ves con tus ojos que el éxito está detrás de esta espera. No solo eres capaz de resolver cualquier problema desde 0, sino que también puedes solucionar y enderezar cualquier situación complicada. Eres un Libra MUY positivo, que desprende una buena vibra en todo momento y que hace que la gente se sienta a gusto cuando está a tu lado. En tu vida no hay espacio para pensamientos negativos, pero es cierto que cuando estás mal, te encanta ser un poquito dramático. Reconócelo, no pasa nada.

Siempre dices lo que piensas. Quizás hay veces que se te escapan ciertas cosas. No tienes ningún tipo de filtro y sabes que por eso muchas veces has tenido problemas en tu vida. Pero es que no viniste al mundo para regalarle oídos a nadie. Eres pacífico, sí, pero no tonto. No vas a meterte en movidas si no merece la pena, pero si te buscan, te encuentran muy fácilmente.

En el amor, eres súper romántico. Te pasas la mayor parte de tu vida imaginando ese amor perfecto e idílico que tanto deseas tener. Pero esto es solo en el interior. Por fuera, haces ver a los demás que eres súper hater del amor, que tú prefieres estar soltero y que odias cualquier muestra de cariño. Dices que odias los abrazos, pero la mayor parte del tiempo te mueres por uno de ellos. La verdad es que cuando te rompen el corazón, eres de los que lo supera fácilmente. Las heridas están ahí, pero tú las curas rápidamente. No puedes permitirte sufrir por alguien que no merece la pena. Eres más fuerte de lo que los demás se creen.

2020-10-11T00:19:56+02:00