Si has nacido el 11 de noviembre eres una persona que no se calla ante ningún tipo de injusticia. Tienes lo peor y lo mejor de Escorpio a partes iguales y a veces, cuando sale lo peor, hasta tú mismo te asustas. Muchos piensan que deberías mantenerte al margen en muchas ocasiones pero tú no puedes, cuando algo va mal, es imposible que lo dejes a un lado. Y por eso, dicen de ti que te gustan las peleas y los conflictos.

Eres una persona muy vehemente cuando se trata de defender lo que piensas. Por las buenas, todo bien. Pero bien es cierto que mejor no tenerte como enemigo. Si de verdad te hacen daño puedes llegar a ser una persona bastante peligrosa.

Como buen Escorpio, ayudas a quien lo necesitas y siempre sales en defensa de lo justo. Aunque eso te haga discutir con medio barrio. No olvidas jamás el daño que te han hecho pero puedes llegar a perdonar cuando notas de verdad que las disculpas son sinceras. Tu carácter puede ser uno de los más fuertes de todos los signos. Y dentro de tu signo, también estaría en el top 3.

Si has nacido el 11 de noviembre eres nervioso, mental y físicamente. A veces tienes un exceso de energía que es difícilmente canalizable y tienes que buscar actividades que te hagan quemarla de alguna manera. Deporte, baile… Lo que sea que termine por cansarte por dentro y por fuera.

Tienes bastante fuerza de voluntad pero es cierto que eso en lo que la aplicas tiene que motivarte al máximo. Si no, de nada servirá. Cambiarás de actividad hasta que por fin encuentres lo que realmente te gusta y te hace feliz.

Estás lleno de talentos pero no por ello terminarás explotándolos. Puede que muchas cosas de las que en realidad se te dan genial no te llamen nada la atención como para desarrollarlas.

Es posible que tengas una sensación de vacío muchas veces. Como de inconformismo, como si nada te llenara del todo. Al final, tu mente es tan inquieta que es complicado que se calme con poco. Necesita mucho para llenarse. Muchísima estimulación.

En el amor eres súper pasional, y como en todo en tu vida, vehemente. A veces, hasta tú mismo lo reconoces, puedes rozar lo extremos. Puedes llegar a amar y a odiar en un mismo día. Eres intenso y fogoso pero también puede cambiar de la noche a la mañana. Una decepción, algo que has visto que no te ha gustado, algún gesto, pueden ser el detonante para acabar con todo. Aunque después te arrepientas de esos impulsos.

Si has nacido el 11 de noviembre tienes un e que no dejas que nadie vea…

2020-11-12T16:49:08+02:00