Si has nacido el 15 de marzo, eres una persona que hará todo lo posible por llegar alto. El éxito te gusta y también te importa hacer las cosas bien. Naciste por y para triunfar. Tampoco es algo que te obsesione o algo en lo que bases toda tu vida en ello, pero si que es algo importante para ti. Sabes que hay otras cosas a las que debes prestar atención y por ello, no dejas que el éxito sea tu obsesión. En todo lo que haces, te esfuerzas al máximo y por eso la mayoría de cosas te salen bien. Y sí, mucha gente puede envidiarte, puede pensar que todo te cae del cielo, pero no es así.

Te preocupa mucho cómo te vean los demás. Te gustan los desafíos y eres una persona muy competitiva, pero no quieres que te vean como alguien inaccesible. Eres Piscis, tienes un buen corazón y también tienes tu lado cálido y muy simpático. De hecho, eres una de las personas más amables que pueden existir. Mucha gente confía en ti porque saben que tú siempre haces las cosas bien. Esto te da mucho poder que a veces puede costarte algo gestionar…

Eres alguien que siempre respeta a los demás, por muy diferente que sea a ti. Y a cambio, tú esperas lo mismo. Pero, ¿qué pasa? Que a lo largo de tu vida te encontrarás con gente que no conoce el significado de la palabra respeto y eso te frustrará mucho. No entiendes como pueden existir personas sin corazón alguno. A ti este tipo de personas y de situaciones te apagan mucho, así que evitarás como sea tener cerca a personas así.

Nunca vas a dejar que nadie hable más de los tuyos. Si hay algo que odias de verdad son los cotilleos o los chismes. Cuando estás en una conversación y ves que alguien empieza a criticar a otra persona delante de ti, intentas desviar el tema o incluso intentas mediar e intentar poner paz entre medias. Aunque esta segunda opción es la que menos te gusta porque suele acabar en conflicto…

Si has nacido el 15 de marzo, te caracterizas por ser una persona sensible y demasiado confiada. A lo largo de tu vida, te romperán el corazón en varias ocasiones justo por esto. Tú mismo sabes que tienes que tener cuidado e incluso intentas frenarte en muchas ocasiones, pero siempre es misión fallida. Pero llegará un punto en el que hayas sufrido tanto, que no dejarán que vuelvan a romperte el corazón más. Antes de volverte a lanzar, estudiarás si merece la pena o no.

Lo único que quieres es vivir una vida tranquila pero a la vez en la que te sientas realizado. Tu objetivo vital es encontrar la paz a la ver que sigues trabajando por ser mejor persona.