Si has nacido el 15 de noviembre, eres el tipo de persona que no se rinde, que intenta, que persevera, sin importar la difícil situación que la vida te tenga preparada. Sin duda, la constancia y la disciplina, te definen. Te gusta poner las cartas sobre la mesa, porque sabes que es la única forma en la que puedes encontrar las piezas claves para avanzar. Si algo tienes claro es que no estás aquí para callar bocas, no vas a perder el tiempo en darle gusto a la gente, al final son los hechos los que van a hablar por ti, y ahí es cuando muchos terminarán pidiendo perdón, pero no es algo que te interese. Realmente estás tan enfocado en tu vida, que no te interesa la de los demás. 

Eres Escorpio, sabes que tienes todo para llegar lejos y no se trata de humillar a nadie. Reconoces que la competencia es contigo mismo, con todos esos demonios que no te dejan avanzar, ahí es cuando entiendes que nada ni nadie te puede salvar, sólo tú mismo. No obstante, el camino no es fácil, se requiere mucha valentía para desaprender, para que puedas liberarte de todos esos problemas que al final drenan tu energía. Te tomará un largo tiempo ver la luz al final, pero sabes que no es imposible.

Algo que te recomendaría es no ser tan cerrado, hay una parte de ti desconfiada que no se atreve a dar más, porque le aterra que la lastimen. Sin embargo, hay personas buenas en tu camino, que realmente quieren verte brillar y buscar la forma de ayudarte. Sí, está bien que seas meticuloso, pero no te cierres, nunca sabes lo que puedes aprender del otro. Tu carácter fuerte, a veces, puede convertirse en una enorme barrera para los demás, bájale dos rayitas, no siempre tienes que estar a la defensiva. No cometas el error de juzgar a todos, sólo porque alguien te pagó de la peor manera. 

Si has nacido el 15 de noviembre, eres un ser humano lleno de fortaleza, de amor, tu amistad es muy genuina, de esas que ponen por delante la lealtad. Por lo mismo no le abres la puerta de tus emociones a todo el que quiere entrar. Te cuesta ceder, pero recuerda que la vida muchas veces se trata de sólo dejarse llevar, no hay más, fluir como el agua, te puede llevar a lugares que nunca imaginaste, de esos que te alivian el corazón. Eres el rebelde del zodiaco, el que es capaz de ir en contra de toda la corriente con tal de que su opinión sea escuchada. Está bien, esa seguridad se ha vuelto pieza clave a la hora de cumplir lo que te propones. Puede que haya momentos en los que tus emociones hacen de las suyas, pero aunque estés en medio del llanto no tiras la toalla fácilmente. Quizá muchas veces te sientas perdido, pero hay locura en tu interior, es tu motor, el que sabe que estás preparado para dar mucho más. 

 

Por otro lado, tienes tu parte mala, digamos que hay ciertos rasgos en tu personalidad que te pueden poner entre la espada y la pared, pues en esas malas rachas ni tú te reconoces. Ahí es cuando tu parte diplomática, ambiciosa y solidaria, simplemente queda atrás. Pierdes la motivación, porque te sientes desconfiado, emocional e inclusive con esa sensación amarga, en la que le encuentras algo negativo a todo. Difícilmente alguien se puede salvar de tu maldad en esos casos. Hay que trabajar en tu lado resentido, porque hay muchos que no tienen la culpa y resultan perjudicados. No olvides que pedir perdón también se vale, no tiene caso acumular rencores que sólo forman vacíos. 

Tu símbolo astrológico es el escorpión, es quien despierta tu lado persistente, el meticuloso, el que puede curiosear, pero no deja de prestar atención a su alrededor, rara vez alguien lo ataca desprevenido. Tu elemento es el agua, de ahí viene tu capacidad de reinventarte, de estar listo para cualquier cambio. Tu planeta regente es Plutón, es quien te invita a la transformación, el deseo por mejorar y que no te conformes con nada. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 2, 6, 12, 19 y 27. 

Si has nacido el 15 de noviembre, eres un apasionado y romántico, cuando se trata de entregar el corazón. Puede que al principio requieras de un cortejo largo, porque quieres que te conquisten de verdad, reconocer que la otra persona tiene buenas intenciones y que no estás perdiendo el tiempo. Para ti Escorpio, la seguridad es muy importante, no quieres involucrarte en una relación que ponga de cabeza tus emociones. A menudo, pueden decir que eres intenso, pero tú prefieres dejar todo muy claro desde el principio. Las emociones no son un juego y no piensas echar las tuyas a la deriva. Como pareja eres comprensivo, tu sensibilidad te permite ponerte en los zapatos del otro, y te gusta que la persona se sienta amada y protegida. Por ello, no esperas menos de su parte. 

Eres como tu color de la suerte, el rojo intenso, el que nos invita a sumergirnos en una piscina de energía, en la que tus decisiones son las que gobiernan. El color de los que dominan, los que no le temen a las miradas y que son capaces de romper con todo lo convencional.