Si has nacido el 18 de enero eres una persona con una mente bastante desarrollada y si has recibido la educación adecuada puedes llegar a ser alguien que destaque muchísimo en lo que haga. También es cierto que puedes dejarte llevar por modas y por situaciones pasajeras de las que después termines arrepintiéndote. 

Tu naturaleza es la de alguien sencillo aunque un poco duro con la vida en general. No te gusta la superficialidad de las vidas comunes. De hecho, te aburren demasiado por eso probablemente haya algo en ti que te diferencia de los demás de un modo muy radical. A pesar de esa “dureza” en carácter, eres real, bondadoso y tu mente está dispuesta a respetar otras formas de verlo todo. 

Por tu carácter a menudo miras al pasado, a veces para recordar lo que no debes hacer, a veces para alimentarte de alguna manera del dolor para seguir adelante. Sí Capri, aunque suene fuerte el dolor es muchas veces tu alimento y tus gasolina para mirar hacia el futuro. No entiendes tu presente sin tu pasado y por eso, convives casi a diario con él. 

En tu vida, puedes estar muy interesado en todo lo relacionado con la vida y la muerte. Tienes cierto apego a determinados asuntos materiales quizás porque necesitas buscar esa seguridad de alguna manera. Es como si sintieras que lo que es tuyo nadie puede quitártelo, quizás por miedo a pensar que nada es para siempre. 

Si has nacido el 18 de enero, puedes llegar a sentirte muy atraído por la vida en el campo, con la naturaleza. No será extraño que alguna vez en tu vida, como por ejemplo en la niñez, hayas experimentado sensaciones en el campo y que aún ahora recuerdes con cierto anhelo. 

Es posible que alguna personas crean que no tienes demasiada gracia e incluso que eres poco elegante. Puede que lleven razón pero a ti eso te da exactamente lo mismo. Sientes que tu papel en la vida va mucho más allá de eso. 

Te gusta pasear, también el deporte. Hay pocas personas con las que sientas cierta afinidad y eso puede llevarte a sentirte un poco solo en la vida. En la infancia, puede que carecieras de cierta resistencia pero al final, las tablas te las dio la vida. Es probable que tu preadolescencia estuviera marcada y no fuera precisamente agradable. Tú, a medida que creces, te expandes más y más, maduras y evolucionas. 

En el amor, eres entregado al máximo, y puedes tener tendencia a caer en redes de personas un tanto falsas que pueden jugar con tus emociones a menudo. La confianza que depositas en los demás una vez que te enamoras es total. Y si en algún momento te la juegan, puede ser muy doloroso y difícil de digerir para ti. No te asusta empezar de cero pero te cuesta un poco. 

2021-01-18T15:49:16+02:00