Si has nacido el 19 de febrero, eres una persona que sigue a tope sus instintos. Desde bien pequeño, eres capaz de guiarte por lo que te dice tu corazón y nunca le tienes miedo a hacerle caso. Eres capaz de explorar tu entorno sin miedo a nada y aunque parezcas sensible, puedes llegar a ser todo un aventurero. Puedes ser una persona bastante espiritual, que sea guía mucho por las vibras, pero también tienes tu parte práctica y terrenal.

Estás en plena cúspide entre Acuario y Piscis y seguro que a lo largo de tu vida tendrás dudas sobre qué signo eres en realidad. Para ello, es importante que saques tu carta astral. El signo en el que estuvo el Sol el día en el que naciste es tu signo solar, el signo por el que todo el mundo “te conoce”. Al haber nacido entre Acuario y Piscis, tiene muchos de ambos signos. Puedes ser sensible y espiritual pero también aventurero y súper creativo. Te puedes identificar con muchas de las características de los dos signos.

Constantemente sientes la necesidad de investigar e indagar en todo lo que pasa a tu alrededor. Tus retos no son como los de la gente normal. A ti te gusta descubrir mundos nuevos y diferentes. Puede que por eso tus objetivos sean un poco más difíciles de conseguir, pero al final con tu ingenio eres capaz de conseguirlos.

No te gustan las peleas y los conflictos, huyes de ellos todo lo que puedes. Pero parece que tienes un imán para atraerlos. A lo largo de tu vida, te verás en medio de conflictos en los que no sabrás ni como han llegado a ti. También es cierto que tú no sueles callarte cuando ves algo que no te gusta. Lo comunicas de manera directa. Eso puede ocasionar algún que otro problema con personas que tienen la piel muy fina. Pero bueno, poco a poco te vas acostumbrando a cerrar la boca done sabes que tus palabras no serán bienvenidas. Siempre vas a hacer todo lo posible por defender al máximo tus ideas.

Tu corazón siempre quiere ser querido. Uno de tus hábitos más peligrosos es que puedes “obsesionarte” con la búsqueda de aprobación y de amor constante. No pasa nada, hay personas que necesitan más amor que otras, pero intenta que esto no se convierta en una obsesión peligrosa.

Tienes un atractivo bastante especial y tú sabes cómo sacar provecho a ello. Tienes un don de gentes increíble y la verdad es que se da bastante bien relacionarte con los demás. Tu buen humor y tu carácter tan cercano hace que no te cueste demasiado encontrar pareja. Eso sí, no vas a comprometerte con cualquiera. Buscas a alguien que te demuestre que te quiere incondicionalmente.