Si has nacido el 2 de agosto, es simple, es muy fácil salir de tu vida, pero si quieren volver a entrar es mejor que tomen asiento para esperar. Eres un alma rebelde, algunos te llaman incorregible y es que detestas que las personas intenten darte órdenes, ya bastante complicado es tomar una decisión como para que alguien más intente decirte lo que es mejor para ti. Eres impetuoso, pero generoso, como todos tienes un lado bueno y malo, pero depende, como te traten, tratas. 

Eres Leo, esa es la principal razón por la que no bajas la guardia, eres muy entusiasta, no te asusta ser el centro de atención, al contrario, gozas cuando te reconocen. Y es que cuando se trata de ser apasionado eres el número uno, te gusta darlo todo si es algo del trabajo, siempre buscas la manera de ser más eficiente y dar un extra. Así que es muy común que te premien por eso y que las envidias se hagan presentes. Te denominas el líder, tienes el dominio en la forma en que hablas, en cómo te desenvuelves. Tu alma es diplomática, la que inspira a otros y esa es la razón por la que se ganan tu confianza. Tu manera magnética de ver la vida se contagia. No eres materialista pero te esfuerzas por darte tus caprichos y disfrutar algunos lujos. 

Los nacidos el 2 de agosto, son a los que les cuesta enamorarse, porque siempre tienen la mente y el cuerpo trabajando duro por conseguir sus sueños. Son personas que se ganan la admiración, que no tienen problema en seguir las reglas, son los que abren la puerta de la plenitud. Aunque muchos digan que no tienen empatía, en realidad son muy adorables y no tienen problema en ayudar a otros. Leo compite consigo mismo, por esforzarse en mejorar su versión. Es un ser autosuficiente, sencillo y organizado. Sin embargo, es su energía la que siempre hace que sobresalga. Su tenacidad es prodigiosa, tiene una capacidad increíble para realizar cualquier reto que le impongan. Leo es confiado, ya demasiado complicado es el mundo y las expectativas de la sociedad, como para que todavía dude de sus fortalezas y debilidades, ha sabido encontrar el equilibrio perfecto. 

Desde luego, hay rasgos de su personalidad que resultan bastante negativos y ponen en riesgo su parte creativa. La primera es que muchas veces van a paso acelerado, parece que alguien les puso un cronómetro y por más que intenten no pueden parar, lo cual es sinónimo de que las personas se tienen que adaptar a tu agenda y eso no siempre es muy agradable. Además, eres muy imponente, hay personas que sólo te quieren ayudar y no aceptas ni una mínima crítica, estar a la defensiva tampoco es tan bueno. Eso sin contar tu parte agresiva, cuando alguien intenta hacerte daño es mejor que se aleje porque no eres de los que se toca el corazón. 

Tu símbolo astrológico es el León, es por ello que tienes ese lado fiera de ver la vida, no hay muchas cosas que te asusten y aunque sientas miedo te lanzas al ruedo, con la intención de ganar, no eres de los que acepta fácilmente un no. Tu elemento es el fuego, es tu carácter lleno de fuerza y poder, eres analítico, pero también desconfiado y es por eso que estar alerta es parte de tu personalidad. Tu planeta regente es el Sol, ¿quieres más explicaciones? Naciste con el deseo de triunfar y la vanidad es algo que no puedes evitar. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 5, 6, 16, 17 y 23. 

Si has nacido el 2 de agosto, cuando se trata de amar eres tremendamente intenso, el amante que controla, que goza de la atención, el que sabe lo que quiere y no tiene tiempo para aquellos que no están listos para el compromiso. No eres de los que se enganchan, quieren o no quieren, si es la segunda opción prefieres seguir adelante. Porque nadie ha perdido la vida por amor y lo sabes muy bien. Es posible que tardes en encontrar a la persona indicada porque eres muy exigente, hace mucho tiempo que dejaste de conformarte con migajas.

Tu color de la suerte es el naranja, el que simboliza la juventud que tienes en el alma, la fortaleza con la que despiertas cada mañana. Eres sinónimo de aventura, de ganas de salir a disfrutar cada rincón. Eres carisma y energía, el tipo de persona que te cambia la vida y, muchas veces ni te das cuenta. Empieza a darte tu lugar.