Si has nacido el 2 de septiembre, tienes un carácter muy firme, no estás esperando a que la gente cambie, en el momento que muestran su verdadera cara y descubres que no tiene nada que ver con lo que un día prometieron, simplemente arrancas desde la raíz y no te permites involucrarte con alguien que le hace honor a las mentiras. Las personas con máscaras no son bien recibidas en tu mundo, por eso prefieres refugiarte en tu soledad. La verdad es que eres muy exigente y no piensas bajar tus estándares por alguien que no vale la pena. No tienes tiempo para rencores, pero tampoco para lidiar con personas que te desgastan física, mental y emocionalmente. 

Eres Virgo, así que ser minucioso está bien establecido en tu comportamiento. No hay nada en tu vida que no pienses mil veces antes de llevarlo a cabo. Te gusta sentir la seguridad de que ya has analizado los pros y los contra de todo. Compites contigo mismo, hace mucho tiempo que dejaste de ver al otro como tu enemigo, simplemente hay gente que te inspira y otra que sólo te resta, así que sabes muy bien lo que tienes que hacer. No eres un ser malvado, tu alma es transparente y llevar la verdad en alto es tu bandera. Por supuesto, que no esperas menos de la gente a tu alrededor y, aunque te exiges perfección, aceptas cuando cometes errores, pero te esfuerzas el doble para no volver a cometerlos. Eso sí, entre más práctica sea tu vida, para ti es mejor, no te complicas y trabajas muy duro, eso hace que te distingas del resto y que también muchos quieran ser como tú. Además, eres metódico, inteligente y muy dulce. 

Los nacidos el 2 de septiembre, no toleran las injusticias, en cuanto sienten que el conflicto se hace presente prefieren dejar las cosas claras y no perderse entre tanto drama. Ante todo pones por delante la educación, no vas a perder todo lo que eres por pelear por algo que no vale la pena. Esa es la razón por la que te ganas fácilmente la confianza de los de tu alrededor. Las personas encajan contigo porque transmites paz y valentía, pero en especial porque eres un ser luchador y no dependiente. Lo que te cuentan no lo revelas ni bajo amenazas, si hay algo que no tomas a juego es la lealtad. Ser paciente es otra de tus virtudes, no tienes prisa en cumplir todos tus objetivos, porque sabes que tarde o temprano vas a llegar a la meta. 

Aunque claro, no puedes ser perfecto, tienes tu lado oscuro, esos rasgos que de vez en cuando ponen tu mundo de cabeza. Nadie puede negar tu parte controladora, incluso para ti se vuelve muy frustrante el hecho de no poder relajarte. De ahí también viene tu parte ansiosa, la que se pierde en un montón de pensamientos pasados, presentes y futuros. Ser meticuloso no siempre es lo mejor, porque todo el tiempo sientes que algo falta y que no está bien hecho. 

Tu símbolo astrológico es la Virgen, es la manera en la que te desenvuelves de una forma tímida, esa parte reservada que pone una y mil trabas antes de permitir que el resto conozca tu lado vulnerable. También está tu parte analítica, la que persiste y la que tiene una ambición única para todo lo que hace. Tu elemento es la Tierra, eso explica tu estabilidad, la plenitud y la firmeza con la que tomas cada una de tus decisiones. Mientras que tu planeta regente es Mercurio, es el que representa a todos aquellos que tienen el don de la comunicación, los que están listos para ser vistos, para explorar todo lo que aparezca en su camino. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 4, 5, 14, 17 y 21. 

Si has nacido el 2 de septiembre, en el amor prefieres ir despacio, conocer a la persona de verdad, no sólo lo bonito, también sus manías y sus defectos. Ahí es cuando te sientes confiado de entregar tu corazón, de mostrar tu parte soñadora y romántica. Sí la tienes, pero son pocos los amores que la han conocido, porque antes de mostrar tu lado sensible pones por delante la razón, no te dejas endulzar fácilmente por palabras bonitas, eres mucho más que todo eso y lo sabes. Te gusta la adrenalina, romper con la rutina, pero nada en exceso. Es decir, una pareja con la que puedas hablar hasta el amanecer de un montón de sueños, pero también con la que puedas construir algo a futuro, alguien que te impulse en todos los sentidos. 

Tu color de la suerte es el azul marino, el color que denota elegancia, tradición y profundidad. El color de los amantes sociables, divertidos, pero también ingeniosos. El que honra la sinceridad, la confianza, el amor que le das a cada persona que aparece en tu camino.