Si has nacido el 22 de noviembre eres una persona súper curiosa y te empapas de absolutamente todo lo que lees, lo que te enseñan, lo que te cuentan… Eres como una esponja que todo lo absorbe y todos esos conocimientos al final, te servirán para muchas cosas que irás viendo a lo largo del camino. Te gusta destacar, en el fondo, ser uno más te aburre y de alguna manera, gracias a tus talentos, lo terminarás haciendo.

Si has nacido el 22 de noviembre eres una persona valiente, con carisma y muchísima energía. Has nacido en la cúspide de los signos, Escorpio y Sagitario, y dependiendo de tu año y de tu hora de nacimiento, tu Sol está en Escorpio o en Sagitario. Habitualmente en la mayoría de los años, el Sol está en Escorpio el día 22 de noviembre.

No tienes miedo a casi nada en la vida y si lo tienes, harás como si no existiera, al menos de cara al exterior. Eres una persona muy echada pa`lante, y si hay alguna tarea un poco más complicada ahí estarás tu para intentarlo las veces que haga falta. Con mucha frecuencia te marcas metas grandes que parece que no podrás conseguir. Pero terminas sorprendiendo a los demás, sobre todo a esos que no confiaban en ti.

Te encantaría que más de uno te diera esas “gracias” que sabes que tanto te mereces en muchas ocasiones, pero bueno, no todos las dan. Si solo fuera un gesto… Te valdría.

Tienes bastante gusto en todo, con tu estilo, tus formas pero al fin y al cabo, buen gusto. A pesar de todo, tienes ese puntito optimista que te levanta de las caídas más aparatosas, de las decepciones más frustrantes, de la tristeza que en ocasiones inunda tu vida. Y a ese punto le debes mucho.

Si tu lado oscuro sale a relucir por algo, sacarás a una persona controladora, que utiliza cualquier información que descubre de los demás para beneficiarse, incluso llegando a traicionar. Suena crudo ¿no? Pues sí, pero hay que recordar al resto que no eres una persona mala pero sí puedes llegar a serlo.

En el amor, a menudo tiendes a enamorarte de personas un tanto complicadas. Y por mucho que tú anheles justicia y coherencia en las relaciones, parece que no siempre se dan. Al final, el sentido común tiene que primar por encima de todo y si no hay sentido común, no cuajará nada.

Tendrías que desarrollar un poco más la paciencia porque por momentos la pierdes y puede llegar a ser complicado darte la razón. Si consigues controlarla, el éxito está asegurado.

2020-11-22T20:10:13+02:00