Si has nacido el 24 de marzo, te caracterizas por ser una persona muy espontánea, natural y directa. Eres tal y como te muestras. No buscas intentar ser más de lo que puedes ser, ni fardar de cosas que no tienes. Te gusta vivir la vida con sencillez, sin grandes lujos y sin amargarte por tonterías. Para ti, la belleza reside en los pequeños detalles. Eres feliz con poco la verdad y eso te convierte en alguien muy especial. No necesitas mucho para ser feliz, con rodearte de los tuyos y tener un poquito de paz mental te conformas.

No eres una persona que se ande por las ramas o que se complique la vida teniendo que tomar decisiones difíciles. Cuando te encuentras en un momento crucial, tú optas por lo simple, por lo fácil. Mucha gente dice que tú nunca te complicas la vida, que siempre vas a lo fácil. ¿Y qué necesidad tienes tú de optar por el camino complicado? Ya suficientes problemas nos pone la vida por delante como para complicarte tú solo…

Por lo general, a pesar de ser Aries, eres una persona bastante pacífica. Puedes tener tu mal carácter, pero no buscas movidas y dramas innecesarios. Solo hablas cuando tienes algo que decir y no lo haces para buscar pelea. Se te da bien comunicarte, pero es cierto que en el amor, prefieres comunicarte a través de acciones y no de palabras. De cariño y no de piropos. De abrazos y no de te quieros.

El sentido del humor es uno de tus puntos fuertes. Sabes cómo hacer reír a los demás y lo mejor de todo, es que eres capaz de reírte de tus propios problemas y desgracias. No hay nada mejor que ponerle un poquito de humor a la vida. Te gusta ir robando sonrisas por ahí y hacer reír a personas que quizás no estén pasando por un buen momento. Te salen las cosas sin pensarlo, eres muy espontáneo y ahí está la gracia.

Uno de tus problemas es que tienes expectativas demasiado optimistas de la vida. Hay veces que hace falta encontrarse con más personas como tú, que confían en que todo va a salir bien. Pero el problema es que luego te decepcionas y te duele más de la cuenta cuando las cosas no salen como pensabas. Necesitas intentar tener una actitud más realista o al menos tener en mente que las cosas no siempre pueden salir bien.

En tus relaciones amorosas, actúas con el corazón y no con la mente. Puedes llegar a cometer muchas locuras por las personas que quieres. Cuando te enamoras, eres MUY intenso hasta el punto de perder la razón y el sentido. Buscas una relación que sea duradera, con quién poder compartir esa intensidad durante mucho tiempo.