Si has nacido el 26 de abril, sabes que la vida te pone obstáculos, pero tú eres quien pone los límites. Eres de las personas que le hacen honor a la generosidad, que tienen la sensibilidad de ponerse en el lugar del otro. Hay una parte de ti muy flexible, tienes el don de adaptarte a cualquier situación, pero eso no significa que seas permisivo, al contrario, tienes muy claros tus objetivos y no hay nada que te pueda hacer cambiar de opinión. 

Eres Tauro, ser práctico te sale a la perfección, te gusta enfocarte en todo lo que haces, tanto que puedes llegar a ser excesivamente meticuloso y no todos pueden con eso. No obstante, si alguien interfiere en tu vuelo, prefieres darle la vuelta y seguir adelante. No eres el tipo de persona que se engancha, prefieres que la vida ponga a cada quien en su lugar y continuar. 

Los nacidos el 26 de abril, son muy realistas, no son de los que se pierden en sueños y fantasías. Les gusta ver las cosas como son y antes de dejar volar su imaginación, prefieren trazar un plan, porque saben que es la única forma en la que podrán lograr algo. Ser objetivos es parte de sus pasatiempos favoritos. Esa es la razón por la que se ganan la confianza del resto, son el tipo de persona que tal vez no te digan lo que quieres escuchar, pero lo hacen de una forma muy honesta y eso vale mucho la pena. Cuando te conviertes en alguien importante, no te van a soltar, son los que estarán ahí cuando más los necesites y te recordarán cada una de tus cualidades. 

Los Tauro tienen un lado impulsivo, parece que siempre van contra reloj, no cesan. Son los que se esfuerzan el doble en el trabajo, porque gozan de lo que hacen y porque siempre les gusta dar más. El tipo de persona que pone a prueba su eficiencia. Sin duda, Tauro se exige demasiado, lucha consigo mismo y todos los días se esfuerza en mostrar su mejor versión. 

Algo negativo de los nacidos el 26 de abril, es que no se quedan callados, el tipo de persona que confronta y eso puede hacer que estén metidos en discusiones de forma constante. Hay quienes los pueden catalogar como egoístas, porque siempre están en busca de su propio beneficio. No lo son, es sólo que la vida no ha sido fácil y luchan por lo que tienen, valoran cada uno de sus logros y les satisface cuando alcanzan el éxito. 

Otro punto en su contra es que pueden llegar a ser muy rencorosos. Tauro no hace como que no pasa nada, tienen una memoria impresionante y cuando alguien los daña, mantienen la herida por mucho tiempo. No es quien busca los conflictos, pero cuando las personas negativas se hacen presentes no se quedan de brazos cruzados. Tauro es amante del orden, es reservado y no va por ahí mostrando su lado sensible a cualquiera. 

Si has nacido el 26 de abril, tu símbolo astrológico es el Toro, es quien muestra tu lado sereno y ardiente. Gracias a él tienes una facilidad para analizar cada detalle antes de dar un paso, no te avientas al ruedo sólo porque sí. Eres de los que defiende sus convicciones y opiniones. Mientras que tu elemento es Tierra, es quien te da tanto equilibrio, quien te mantiene objetivo. La Tierra es sinónimo de vida, de que a pesar de todo no te tienes que rendir.

No obstante, tu planeta es Venus, ahí está tu parte dulce, ese lado bello y elegante que te distingue del resto. Sólo algunos tendrán el privilegio de conocer tu vulnerabilidad, eso que te acelera y te apaga el corazón. Por otro lado, la numerología dice que tus números son el 8, 9, 11, 16 y 27. 

Si has nacido el 26 de abril, eres alguien que tiene un gran corazón. Eres reservado pero cuando amas te gusta demostrar cariño y das toda tu atención. Eres un alma sincera que se esconde detrás de la timidez. Eres romántico pero no te pierdes en cuentos de hadas, prefieres amar con defectos y virtudes. Eres quien honra la lealtad en las relaciones, no toleras la traición. 

Eres como tu color, el verde, que simboliza fertilidad, crecimiento y muchas ganas de saborear cada instante de la vida. Eres la persona que llega para equilibrar, para cuidar y convertirse en el confidente que siempre está cuando los demás se van.