Si has nacido el 26 de noviembre, eres una persona que tiene la valentía de seguir adelante pase lo que pase. Un alma guerrera, que no está dispuesta a dejarse vencer sólo por los comentarios negativos de los demás. Has aprendido que lo más importante para hacer lo que realmente te hace feliz es creerlo. Mientras confíes en lo que sientes, en lo que te llena el alma y lo que te calma, no hay nada que pueda derrumbarse. Lo que quieres es seguir avanzando, luchando por tus objetivos y cerrarle la puerta de tu vida a los que sólo te llenan de su mala vibra. Eres una persona justa, no te atreverías a juzgar a alguien que no conoces, pero si tu intuición te dice que ahí no es, la escuchas al pie de la letra. 

Eres Sagitario, claramente te gusta todo aquello que rompe con la norma. Tiendes a ser una persona cuidadosa cuando un cambio se aproxima en tu vida, pero nunca te das por vencido. En el momento que algo se te mete en la cabeza no hay nadie que te pueda hacer cambiar de opinión. Por fortuna, hay una parte en tu interior que es muy segura, una vez que pisas el acelerador el freno para ti no existe. Lo que te motiva es todo aquello que no cuentas, el montón de sueños que inundan tu mente, las ganas de ser mejor, y desde luego, buscar la transformación. Luchas por encontrar la evolución en todo lo que haces. De hecho, por eso no te enganchas, eres de los que prefiere dejar que las cosas fluyan.

No piensas desgastarte con gente que no tiene intención de cambiar o que quiere que tú te adaptes a su toxicidad. Con los años has aprendido que hay momentos en los que hay que dejar ir a la persona, no importa lo mucho o lo poco que duela, pero lo importante es que avances y que no te acostumbres a la amargura. Nadie debería normalizar sentirse obligado a estar en un lugar en el que nunca ha querido. En ese tipo de situaciones, para ti no hay grises, le hacen o no le hacen bien a tu vida. La verdad es que ya te cansaste de dar segundas oportunidades sin ver ningún cambio. 

Los nacidos el 26 de noviembre, son quienes tienen el valor de honrar sus fracasos. Tienen claro que la vida es una y que no pueden pretender ser perfectos. Así que, de vez en cuando les gusta volver al pasado para analizar sus detalles a fondo y seguir avanzando. Quizá son muchas las veces que has tropezado una y otra vez con la misma piedra, pero no eres el mismo. Eres mejor, ya no permites que te vean la cara como antes, ahora te vas a la primera, cuando te das cuenta que no es ahí. Puede que le des vueltas al asunto, porque aunque eres aventurero, cuando se trata de hacer un cambio en tu vida lo analizas meticulosamente, sabes que cualquier paso en falso puede cambiar todo tu rumbo en un abrir y cerrar de ojos. Lo que sí detestas es sentir que algo te asfixia, cuando sientes que no estás siendo tú, te alejas. No quieres tener nada que ver con gente que no respeta tu esencia. Eres una persona fuerte, pero hay veces en las que sólo necesitas que te escuchen, un abrazo en silencio y un poco de apoyo. No te hace débil pedirlo. 

Por supuesto, que no eres perfecto, hay ciertos rasgos en tu personalidad que podrían considerarse como lo peor de tus actitudes. Digamos que detrás de un alma franca, generosa y magnética, también se esconde un ser que puede llegar a ser muy despiadado. Cuando alguien te lastima no entiendes las razones, pero puedes llegar a ser muy extremista y desconsiderado con gente que ni siquiera te ha hecho nada. Es justo cuando se activa tu lado frío, el que sólo se enfoca en lo que le diga la realidad y deja de lado cualquier tipo de emoción. Ponerse en los zapatos del otro no hace mal. 

Tu símbolo astrológico es el Arquero, es quien despierta tu lado ambicioso, generoso, el que está dispuesto a dar todo lo que hay en lo más profundo de su ser. Tu elemento es el fuego, por eso eres poderoso, amigable, fuerte. Eres el tipo de persona que siempre encuentra la solución y está dispuesto a ayudar al otro. Tu planeta regente es Júpiter, es el que te llena de fortuna, te permite abrir tus pensamientos y recibir la abundancia de una manera muy humilde. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 2, 8, 13, 19 y 27. 

Si has nacido el 26 de noviembre, eres un amante que encanta, tienes pasión en el alma y confianza en los labios. Te gusta que tu pareja se comprometa, tener la seguridad de que estás con la persona indicada, alguien que te llene el alma en todos los sentidos. Huyes de las relaciones controladoras, no quieres una figura paterna, quieres una pareja que sea capaz de ponerse a tu nivel y motivarte a que seas mejor. Te gusta el misterio, pero cuando se trata de amar quieres que pongan las cartas sobre la mesa. De vez en cuando le abres las puertas a las relaciones de un rato, pero sólo cuando tienen el valor de decir que eso quieren y ya. Detestas que finjan que buscan algo serio para después marcharse con cualquier pretexto. 

Eres como tu color de la suerte, el púrpura, el de los que tienen buen juicio, metas en la vida y ganas de triunfar. El de las personas que son inteligentes, confiables y tienen todo para alcanzar el éxito. El de aquellos que retan sus propios límites.