Si has nacido el 31 de mayo, sabes que la imaginación es la que nos hace infinitos. Eres el tipo de persona que siempre le apuesta a lo nuevo, quien no teme de romper con miedos. Eres quien tiene el valor de abrazar sus tristezas y resurgir después de tanto dolor. Eres quien goza de la calma, pero sabes que de vez en cuando está bien esperar lo que la vida tiene planeado. Prefieres dejar que todo fluya y que poco a poco cada pieza tome su lugar.

Eres Géminis, una persona que nació para gritar alto todo lo que siente. Te cansaste de que otros intenten poner un obstáculo tras otro, como si tus sueños no fueran importantes. La persona que tolera la vida del otro, no estás aquí para juzgar a nadie. Y por lo mismo no dejas que nadie intente decirte qué es lo mejor para ti.

Si hay algo que te distingue del resto es tu intelecto, eres una bonita caja de Pandora. Nunca se sabe qué información puedas aportar y aún así siempre pones la humildad por delante. Porque sabes que al final todos somos maestros, aprendiendo unos de los otros. Te gusta seguir tu intuición, esa es la razón por la que puedes cambiar rápidamente de opinión.

Los nacidos el 31 de mayo, son seres que ponen por delante la paciencia, te gusta analizar los pros y contras, de todo, antes de dar un paso importante. No obstante, no eres de los que les da vueltas a las cosas una y otra vez. Tienes un lado dominante que te ha mantenido con la cabeza en alto, aunque te equivoques sabes muy bien cómo enfrentar las consecuencias. No buscas ser perfecto, simplemente quieres dar lo mejor de ti.

Siempre estás buscando algo qué hacer, cosas que le hagan honor a tu lado creativo, innovador, divertido. Géminis es brillante, es el tipo de persona que siempre deja una huella, para el resto de los días de los que se encuentra en el camino.

Desde luego, no todo son un montón de algodones de azúcar, cuando hablamos de Géminis. Tienes un lado oscuro que puede ser tu punto débil cuando quieres llevar a cabo alguna meta. Si hay algo que puede asustar al resto, es tu cambio de humor, vaya que cuando te enojas, lo haces como si estuvieras en una competencia y nadie te gana. De que tienes mal genio no hay duda. Además, puedes llegar a sentirte nervioso muchas veces, lo que provoca que sientas miedo a la hora de dar un gran paso.

Hay quienes te pueden catalogar como superficial o egoísta, porque te esfuerzas demasiado por cumplir tus objetivos y cuando lo logras eres de los que lo gritan a los cuatro vientos.

Lo que más te gusta es que se tomen el tiempo de escucharte, que tu opinión sea tomada en cuenta es algo que valoras por encima de cualquier cosa. No obstante, te cuesta mucho trabajo lidiar con personas falsas, no toleras la hipocresía y cuando sientes que alguien no es confiable prefieres salir huyendo.

Tu símbolo astrológico son los famosos Gemelos. Es gracias a ellos que tienes un lado implacable, son quienes te llenan de ingenio, tu parte sociable que sabe perfectamente cómo ganarse a las personas a su alrededor.

Tu elemento es Aire, es donde se esconde tu poder, la manera tan natural que tienes para adaptarte ante cualquier cambio en la vida, también es tu parte sabia y honesta, así es como das cada uno de tus pasos. Mientras que tu planeta regente, Mercurio, es quien te ayuda a comunicar todo lo que sientes, es el planeta de las uniones, de los viajes, de la manera en que puedes conocer personas en todo el mundo. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son 2, 7, 14, 18 y 23.

Si has nacido el 31 de mayo, en el amor eres el tipo de amante que siempre va de la mano con la inteligencia y el entusiasmo. A ti te envuelven las mentes brillantes, las que ponen a trabajar tus pensamientos contra reloj. Consideras el amor como un desafío, pero no te rindes, te gusta trabajar duro para ponerle un toque de chispa y no caer en la rutina. Eres sexy, divertido y muy entregado. Eres la pareja que pide su espacio, pero también adora acurrucarse viendo una buena película.

Eres como tu color de la suerte, el amarillo, la persona que se roba las miradas, la que tiene el don de la juventud eterna. Sabes que cada respiro es una oportunidad y decides verla de la manera más feliz que se puede. Eres energía positiva, amor y quien tiene la suficiente terquedad para momentos difíciles. Eres mucho más que ceñir las grietas del corazón.