Si has nacido el 4 de septiembre pareces una persona dura, pero eres un buenazo/a Virgo. Por supuesto eres muy fuerte y capaz de soportar mucha carga sobre ti, pero tu no harías daño ni a un mosquito. Tienes tu carácter, pero solo lo sacas a relucir cuando ya te han tocado la moral y lo que no es la moral. Sabes que todo tiene un límite y por muy buenas que sean tus intenciones si alguien trata de pisotearte o pasarte por arriba no lo consientes.

Entre tus cualidades principales está la de ser bastante ordenado/a. No eres una persona sumamente maniática porque te gusta tener tiempo para todo, pero si que es admirable la forma en que mantienes tus cosas. Tu hogar y tu lugar de trabajo deben aportarte paz y consonancia y sin duda todo el que tiene el placer de verlo se queda flipando. Eres bastante curioso y también un poco presumido o presumida, una buena higiene y el cuidado corporal es fundamental para ti. No te gusta lucir mal, es más si por la razón que sea un día has de salir desaliñado/a te sentirás fatal.

En cuanto a la parte emocional digamos que no es tu fuerte, eres una persona atenta y cariñosa, pero te cuesta un poquito verbalizar tus sentimientos.

Lo bueno es que eres consciente de esto y de vez en cuando haces el esfuerzo de decir lo que sientes a la gente que quieres. Se te da mejor demostrar que hablar en este sentido, pero sabes que hay personas que necesitan escuchar cuáles son tus sentimientos hacia ellas. Eres más cariñoso/a de lo que a simple vista aparentas, pero es que tu sabes o intuyes cuándo es necesario dar un abrazo, un beso o simplemente una palmada en el hombro.

En relación con lo anterior, en el amor por tu forma de ser será mejor que no inicies relaciones con personas demasiado dependientes. Por lo general este tipo de parejas requieren que les recuerden cada dos por tres cuánto los quieres o de lo contrario te montan un pollo. Tú por supuesto esto no lo toleras, la toxicidad no tiene cabida en tu existencia Virgo y prefieres rodearte de personas calmadas y con una base emocional fuerte.

La pareja ideal para ti será aquella que tenga los pies en la tierra y que esté dispuesta como tú a luchar por sus intereses. Además de esto, te gustan las personas fuertes y que le ponen pasión a la vida, en la intimidad eres bastante fierecilla y esto te garantiza de alguna manera encuentros únicos. Tienes tus defectos como todos, pero sin duda lo bueno pesa más que lo malo…

2020-08-31T09:39:48+02:00