Si has nacido el 5 de julio, eres quien lo dice todo con la mirada, eres un alma tan genuina que tus ojos cuentan verdades. A veces, las personas se aprovechan de la bondad que hay en tu corazón porque no puedes evitar decir que no, cuando se trata de ayudar lo haces sin esperar nada a cambio. Puede llegar a ser una persona fascinante, confiable, entregado y quien siempre le hace caso a su intuición. Hay una parte de ti que te avisa cuando la mala vibra está cerca y con amabilidad prefieres alejarte. 

Eres Cáncer, es imposible que tus emociones estén en equilibrio, son impacientes, impredecibles y te ponen a prueba a cada segundo. Y es que nadie te gana cuando hablamos de sensibilidad, realmente eres quien trata desde el fondo de su corazón. Aunque sabes que hay quienes no se merecen ni un poco de tu tiempo. Has aprendido que por más amor que le des a los demás, nunca será suficiente para que se quieran o para que funcione una relación. De hecho, estás cansado, de dar y dar, pero no dejarás de ser tú, sólo por la maldad de otras personas. Eres el ser persistente, al que le pueden decir mil veces que no lo va a lograr y aún así sigues adelante. 

Los nacidos el 5 de julio son personas en las que puedes confiar tu vida entera y no tener que preocuparte de nada. Son unas tumbas a la hora de guardar secretos. Son muy delicados cuando te escuchan, demasiado empáticos y si tienen que mover una pieza, lo hacen, no lo piensan. Simplemente lo dan todo por las personas que aman. Los cancerianos no te sueltan, quieren verte realizado, aunque muchas veces se olviden de sí mismos. Pase lo que pase no se rinden, esconden una pasión increíble que los mantiene de pie. Sueñan con descubrir misterios, viajar, sumergirse en mundos desconocidos. Lo que les falta es reconocer su potencial, porque tienen todo para triunfar, pero tienen que trabajar en su autoestima. 

Desde luego, hay una parte negativa en tu personalidad… Digamos que cuando se hace presente puedes terminar en un problema tras otro. Para empezar, el hecho de que te preocupes tanto por los demás, puede hacer que te conviertas en una persona posesiva al punto de que invadas el espacio del otro. Además, cuando tu mal humor habla por ti es mejor que todos se alejen, porque las emociones del momento te alteran y eres muy agresivo verbalmente, dices palabras precisas, muy hirientes. Otro punto negativo es tu impaciencia, tu parte ansiosa se hace presente cuando las cosas no salen justo como las planeaste. 

Tu símbolo astrológico es el Cangrejo, es tu parte emocional, la que una mañana amanece con lágrimas en los ojos y otra con toda la energía del mundo. También es tu lado atrevido, el que se olvida del miedo a la hora de cumplir un sueño. Tu elemento es el agua, ahí está la razón por la que muchas veces ni tú mismo entiendes todos los sentimientos que experimentas. Tu planeta regente es la Luna, es quien simboliza tu lado femenino, materno, dulce, en donde todas tus emociones encantadoras se esconden. Mientras  que la numerología dice que tus números de la suerte son el 1, 9, 13, 14 y 22. 

Si has nacido el 5 de julio, eres el amante sensato, el que pone los sueños por delante. El tipo de pareja que se sumerge en el mundo de quien ama, muy entregado, pasional y sin miedo al compromiso. En el momento que decides entregar tu vida no hay marcha atrás, harás lo que esté en tus manos para que la relación sea leal y amorosa. Eres quien honra la palabra hogar, no te da miedo pensar en un felices para siempre y aunque inesperadamente tu parte nostálgica se hace presente, son sólo ratos de crisis, porque son más las sonrisas a tu lado que los momentos malos. Eres entusiasta, siempre con ideas nuevas para sorprender a tu pareja y romper con la rutina sin caer en el riesgo exagerado. 

Eres como tu color de la suerte, el plateado, quien le hace honor a la forma en que brillas, tu elegancia y la manera en que envuelves a todo a tu alrededor. Eres sinónimo de equilibrio, independencia, atracción y reserva. El alma que está lista para amar, pero no lo hará con cualquiera. Necesitas sentir la seguridad de que estás con la persona indicada, de lo contrario te marchas.