Si has nacido el 5 de noviembre, no todo aquél que cree conocerte sabe en realidad quién eres. La vida te ha enseñado que hay veces en las que no queda más que poner una capa tras otra, porque no quieres que te lastimen. Son muchas las veces en las que te mostraste como libro abierto, y justo cuando la otra persona supo reconocer tus debilidades, se aprovechó para hacerte sufrir. Ahora no, ahora eres selectivo, valiente, ya no vas a permitir que el apego dirija tu vida. Eres suficiente, valioso, importante, amoroso, eres la persona que puede hacer la diferencia en todo. No es ego, es simplemente que después de tantas heridas, ya no vas a permitir que te pisoteen a su antojo. 

Eres Escorpio, no hay que olvidar que tus pasos son firmes, de esos que dejan huella en lo más profundo. No te gustan las relaciones ambiguas, estás cansado de que te pongan en medio, te quieren o no te quieren. Ya no estás para rogar, ni soportar engaños. Es por ello que has aprendido a lidiar con tu soledad, es la vida la que te recuerda lo mucho que vales. Así que, muchas veces es mejor esperar a que llegue la persona indicada que desgastarse por alguien que sólo va de paso. De alguna manera, ya estás llegando a esa etapa en la que sólo buscas paz, te cansaste de los amores insanos, de los que se llaman amigos y te critican.

Estás fastidiado de lidiar con familiares que hablan a tus espaldas. Ya no, ahora quieres tener tranquilidad en el alma, hacer lo que te gusta, disfrutar con gente que sí te llena de buena vibra. Eres sinónimo de valentía, de amor, de mucha entrega y eso nada ni nadie lo va a cambiar. Te faltabas tú, darte el lugar que te mereces y gritar muy fuerte que no estás para recibir migajas de nadie. Tampoco es tu responsabilidad sanar las heridas de otros, ya bastante complicado es encontrar tu propia sanación. 

Si has nacido el 5 de noviembre, te gusta salir a divertirte, tienes un lado social que se adapta a lo que sea, pero… cuando tu instinto brujo te dice que hay mala vibra en el ambiente, simplemente decides tomar tus cosas y alejarte de ahí.  Quizás, no eres la persona más amorosa del mundo, te cuesta mucho demostrar afecto, hay una parte de ti que es muy desconfiada y que te prohíbe besar, abrazar y acariciar a la primera. Los que te conocen saben que tienes un corazón muy selectivo, puede que hasta frío, pero cuando prometes lealtad, ahí te quedas. No hay nada que no puedas hacer, simplemente te lanzas al ruedo por las personas que amas. Eres el amigo, la pareja, el familiar, el compañero, que siempre está cuando más lo necesitan. Sí, es posible que tu humor no ayude mucho, porque vaya que eres cambiante e incluso explosivo, en algunos casos. Sin embargo, eso no quiere decir que vayas por ahí desatando furia a tu paso. Es simple, si te la hacen te la pagan y no hay más. 

Por supuesto, que nadie ha dicho que eres perfecto, como todos, tienes ciertos rasgos que pueden volverse bastante negativos con el paso del tiempo, en especial cuando estás pasando por una mala racha. Digamos que tu parte emocional no entiende de razones y si a eso le agregamos que existe un lado cruel en tus raíces la cosa se pone peor. Tienes tus momentos amargos, así que lo mejor es que se aparten por un tiempo, que te dejen ser en todos los sentidos, porque si te guardas algo es peor. 

Tu símbolo astrológico es el escorpión, es gracias a él que tienes un lado muy inquisitivo, el persistente, el que es capaz de refugiarse en lo más meticuloso del mundo con tal de lograr su objetivo. Tu elemento es el agua, ahí se encuentra tu buena vibra, la manera en que te reparas sin la ayuda de nadie. Tu planeta regente es Plutón, es quien te toma fuerte de la mano para llevarte a la transformación y el renacimiento. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 6, 9, 11, 15 y 22. 

Si has nacido el 5 de noviembre, cuando te enamoras tienes un lado muy independiente, te gusta que tu voluntad sea respetada y eso algunos lo pueden tomar como controlador, pero simplemente no piensas hacer algo con lo que no te sientas cómodo. Es claro que hay veces en las que tus inseguridades se hacen presentes, sobre todo, cuando hablamos en términos de confianza, pero una vez que te entregas no hay quien te detenga, quieres que esa persona sepa que es importante en tu vida, te gusta llenarla de detalles, de halagos, pero en especial estás cuando más te necesita. Ese es el Escorpio que se enamora, el que haría lo que fuera por ver feliz a quien ama. 

Eres como tu color de la suerte, el rojo intenso, el que define a las personalidades atrevidas, valientes, sofisticadas. Aquellas que derrochan amor, pasión y muchas ganas de pintar de colores los días grises. Ese eres tú, el que deja un antes y después, en cualquier vida.