Si has nacido el 7 de octubre, sabes que la única forma en la que puedes recuperar tus sueños, es reconectando con tu alma. Para muchos tus ideales son sinónimo de locura, pero la verdad es que no es algo que te preocupe. Esas personas son las que te restan, las que se esfuerzan en criticar todo lo que haces y no sirve de nada que sigan dirigiéndose la palabra. A veces, es doloroso, porque pueden ser familiares o amigos, pero en el fondo sabes que si realmente quieres avanzar es importante que le cortes los hilos a los que disfrutan tu derrota. Eres un signo que busca paz y no estás dispuesto a poner en riesgo tu salud física, mental y emocional, por personas así. 

Eres Libra, luchador por naturaleza, un alma sensible que es capaz de vivir el dolor ajeno. No toleras la injusticia y no lo piensas dos veces cuando se trata de ayudar. Sin duda, te gustan los desafíos y entre más veces te digan que no lo vas a lograr, lo intentas el doble. La verdad es que tu parte rebelde y caprichosa, se vuelve una excelente aliada en esos momentos. En tu interior lo único que buscas es tener esa paz al sonreír, saber que estás viviendo lo que un día soñaste de pequeño y que ahora ya nada te va a detener. Eres así, un ser valiente, que no baja la mirada, que está dispuesto a entrar en guerra con tal de hacer lo le dicte su sexto sentido. Si hay algo que escuchas mucho, es a tu intuición. Son muchas las veces que te ha salvado de terminar en los brazos equivocados. No obstante, no todo es lucha, también tienes un sentido del humor que se contagia, te encanta disfrutar con quienes sí valen la pena. Esas personas que tienen el don de provocarte una sonrisa incluso en tus peores momentos. Libra es así, un perfecto enamorado de la vida. 

Los nacidos el 7 de octubre, son muy directos, se cansaron de darle prioridad a otras personas. La vida les ha enseñado que hay veces en las que ellos tienen que ser primero y también al final. A veces, no tienen tacto, porque han soportado tanto que ahora están a la defensiva y no van a permitir que cualquiera se sienta con el derecho de manejarlos a su antojo. Están listos para afrontar lo que sea que les tenga preparado la vida. Sí, algunos días con una sonrisa y otros con tristeza en la mirada, pero al final, seguirán avanzando. Sólo aquél que conoce a un Libra de cerca sabe que tiene un lado demasiado terco, el que nadie puede hacer cambiar de opinión y que entre más le digan que no, más lo quiere. Libra no quiere sobresalir en todo, simplemente busca estabilidad, amor, una familia bonita y amigos para toda la vida. Es complicado hacerle entender a la gente que hay cosas mucho más importantes. Los Libra son capaces de ver más allá, en lo más profundo, en los pensamientos que no le cuentan a nadie. De ahí que los consejos de un Libra jamás se olvidan. 

Desde luego, que tienen rasgos negativos, no siempre son un pan de Dios. Hay momentos en los que los Libra guardan su lado tierno y simplemente se van directo a la yugular. Tienen un lado que es un tanto desesperante, porque son sumamente descuidados y si a eso le agregamos que el estrés puede convertirse en su mejor compañía, la cosa se pone mucho peor. En esos momentos se vuelven cambiantes, muy irritables y pueden llegar a decir cosas hirientes. 

Tu símbolo astrológico es la balanza, es quien te recuerda que cada cosa sucede para algo y que lo mejor es mantener la calma. Ahí se esconde tu lado metódico, analítico y observador. Es quien te mantiene alejado de tus impulsos. Mientras que tu elemento es el aire, es quien te da poder, sabiduría, adaptabilidad. Tu planeta regente es Venus, es tu lado dulce, el que honra la lealtad, el que es capaz de amar a ojos cerrados cuando se siente seguro. Por otro lado, la numerología dice que tus números de la suerte son el 1, 5, 15, 18 y 24. 

Los nacidos el 7 de octubre, son quienes aman con el corazón en la mano, realmente se entregan aunque tengan miles de miedos. Son intuitivos, necesitan sentir que su pareja tiene buena energía para dar un paso tan importante como el compromiso. Los Libra son atentos, afectivos y les gusta poner a su pareja como prioridad. Lo cierto, es que sus emociones pueden hacer que se sienta inseguro, es por lo que buscan a alguien que sí esté dispuesto a entregarse de verdad, alguien que no huya de las ataduras y que sea capaz de cumplir lo que promete. Los Libra no entienden de grises cuando se trata de relaciones, te entregas o no, no hay más. 

Eres como tu color de la suerte, el azul, el que le hace honor a la confianza, el equilibrio, al cúmulo de emociones. Es el color de las personas que ponen por delante la armonía, de las que le prestan atención a la estética, pero también de las que son capaces de ver más allá. El color de los que conocen el arte de la consistencia y la pasión por la vida.