Si has nacido el 9 de octubre, eres de las personas que en su momento llegó a detestar su parte más sensible, porque vaya que te ha puesto entre la espada y la pared. Sin embargo, con los años y los daños has aprendido que es parte de tu esencia, que ser compasivo, entregado y amoroso, no está mal. Lo malo es que te encuentras con gente que no vale la pena, que sólo se acerca a ti para lastimar y que siempre está buscando algo a cambio. Tu corazón no siempre se da cuenta, porque tienes un gran defecto, te esfuerzas en verle el lado positivo a toda persona que llega a tus días y justo ahí es cuando te rompen. En el momento que te encuentras con la realidad, sabes que no hay marcha atrás. 

Eres Libra, así que tienes el don de observar, te gusta perderte en los detalles, disfrutar de las pequeñas cosas e indagar en lo más profundo del otro. No eres de los que se conforma con el estuche, quieres ir hasta el fondo, hasta descubrir eso que callan, eso que hace que sus lágrimas corran o que el coraje les cierre la garganta. Sin duda, no eres quien se deja conquistar sólo por la belleza, necesitas algo mucho más potente para conectar de verdad. La vida te ha enseñado que es muy desgastante darle todo a los amores de paso, así que ahora te has vuelto un poco más frío, más escéptico, más a la defensiva. Lo cierto, es que cada vez que te han roto el alma, has aprendido tanto que lo agradeces. Hay personas que te hicieron tanto daño, que creíste que no te levantarías de nuevo, personas que muchas veces te dijeron que no valías la pena y que no encontrarías el amor en otro lado. Ahora entiendes que hablaban desde el dolor, desde el poco amor que se tienen. 

Los nacidos el 9 de octubre, son almas que siguen su intuición, que cuando sienten una vibra extraña en el ambiente dan un paso atrás. Se cansaron de perdonar y perdonar. Prefieren ser realistas, así terminan decepcionados mucho antes de ilusionarse tanto. Eso no quiere decir que te hayas vuelto seco, que no tengas deseos de compartir tu vida con alguien que sí vale la pena. Es sólo que ahora prefieres ir a paso lento, sin presión, sin tensión, sin ganas de poner toda tu confianza en alguien que apenas y conoces. Sin duda, lo que más te gusta es ponerte como prioridad, eso te ha ayudado a mantenerte a salvo, a no sacrificarte por gente que no vale la pena. Tienes el don de ayudar tanto a otros, que a veces sólo llegan a ti para que les soluciones la vida, pero eso puede ser muy pesado. No estás para que nadie te use como su cesto de basura. 

Por supuesto, que no eres perfecto, que hay ciertos rasgos que son muy pesados para la gente que te rodea. A veces tu parte entrañable, pacifista y cooperadora, queda de lado porque invita a tu parte negativa a tomar el control. Es decir, hay momentos en los que la superficialidad habla por ti. En los que la terquedad te guía y la agresividad toma el control. En esos casos es mejor que te den tu espacio, porque odias que la gente te diga que te calmes. Simplemente necesitas un poco de tiempo y al día siguiente estarás mejor. 

Tu símbolo astrológico es la balanza, es la que te da tolerancia, la que te lleva a tomar decisiones de una manera más consciente. La que le pone seriedad a todo lo que haces y evita que pierdas el equilibrio. Tu elemento es aire, es quien te ayuda a mantenerte en tu centro, hace que no pierdas tus sueños por mucho que te sacuda la vida. Es quien te da claridad y honestidad. Tu planeta regente es Venus, ahí se encuentra la belleza que te invade por fuera y por dentro. Es tu parte dulce, romántica y sensual. Por otro lado, la numerología dice que tus números de la suerte son el 1, 5, 13, 16 y 22. 

Si has nacido el 9 de octubre, en el amor eres quien se entrega desde el sentimentalismo. Te gusta ponerle un poco de corazones de papel al ambiente y dejarte llevar sin miedo al qué dirán. Sin duda, la intuición te guía, si esa pareja te da la seguridad de que todo está bien, amas con todas tus raíces y sin temor a que el compromiso se haga presente. Lo que quieres es un amor en donde la armonía gobierne. En donde puedas ser tú, con virtudes y defectos, en donde no te sientas juzgado, pero sí muy apoyado. No es fácil encontrar a alguien que no se tome a juego esto del corazón y eso te vuelve inseguro, pero en el fondo no pierdes la esperanza. 

Eres como tu color de la suerte, el azul, el color de la simetría, la apertura, la valentía. El de los que invierten su tiempo en lo que sí vale, en lo que les llena el alma, les brinda estabilidad y tranquilidad. El color de los que sienten compasión por otros y pasión por todo lo que aman.