Energía, feminidad, amor… Cáncer es un enorme caparazón que una vez que te deja entrar a su vida te encuentras con lo más profundo, con eso que hace que te enfrentes a tus miedos. Es compasivo, sensible, es quien tiene la calidez de prestar atención en cada uno de tus gestos. Cuando decide entregarse lo hace desde el hogar, con una manera cruda de amar que te repara. Sin embargo, hay tres signos con los que Cáncer quiere más que un par de besos a escondidas, porque tienen el don de sacudir su alma: 

1.- Tauro 

Cáncer puede caer fácilmente ante los encantos del Toro, es una conexión en donde lo superficial pasa a segundo término. Cáncer se pierde en la manera tan genuina en que Tauro se desenvuelve por la vida, le gusta cuando descubre que detrás de una mente aparentemente cuadrada, se esconde un lado vulnerable capaz de enamorarse profundamente. Tauro se enamora de Cáncer porque le da la seguridad que busca, es quien inspira confianza. Cáncer y Tauro pueden tener una relación de esas en las que terminan con  arrugas en la piel y tomados de la mano mientras caminan por el parque. Cáncer no se anda con juegos, quiere algo que le haga honor a la palabra hogar y Tauro sabe muy bien lo que eso significa. 

2.- Escorpio 

Escorpios es uno de los signos con los que Cáncer quiere más que un par de besos a escondidas. Dos almas que se reconocen a la primera, que muchas veces no necesitan decir mucho, sus miradas se encuentran y son la puerta para entrar a lo más profundo. Cáncer y Escorpio establecen un lado de amistad, en el que dejan de lado las máscaras, se entregan aunque sienten miedo de terminar con el corazón roto. Escorpio se siente en confianza, porque Cáncer es capaz de prestar atención a sus emociones sin sentirse juzgado. Aunque no lo digan firman un acuerdo de lealtad, no quieren una relación perfecta, quieren tener la seguridad de que su pareja se vuelve un bonito refugio después de tener un mal día. Cáncer puede encontrar al amor de su vida en Escorpio, una vez que se da cuenta hace lo que sea para que todo funcione. 

3.- Capricornio 

El agua y el aceite, a veces, es la mezcla perfecta, la que es capaz de romper con lo predecible, la que te recuerda que la vida es así, no siempre hay que entenderla para disfrutarla. En el momento que Capricornio aparece en la vida de Cáncer sucede el equilibrio perfecto. Cada uno tiene lo que el otro necesita. Capricornio se pierde en la parte emocional, empática y dulce de Cáncer. Cáncer goza de la forma meticulosa, ordenada y constante con la que Capricornio toma cualquier cosa en su vida. Son signos que unidos simbolizan el hogar, las relaciones a largo plazo, en donde no hay cabos sin resolver, en donde el principal objetivo es ser felices y gozar del momento. Son de esas parejas en las que llega un punto en el que no necesitan hablar, se entienden a través de los gestos y miradas. Sincronizan tanto que van al mismo paso.