Bien dicen que hay gente que te hiere por la espalda y luego te pregunta, ¿qué te pasó? Hipócritas les dicen y, vaya abundan. Lo mismo te los encuentras en tu familia, la pareja, amigos, en el trabajo. Virgo prefiere la distancia honesta que las cercanías hipócritas. Y es que son unos dioses a la hora de disfrazarse, pero Virgo tiene un radar para detectarlos y alejarse. 

Virgo tiene el don de detectar armaduras que se visten de amabilidad, esas personas que llegan a tu vida fingiendo que quieren y te desean lo mejor, pero en realidad gozan de cada uno de tus fracasos. Aparecen sólo para contarle tu vida al resto del mundo y luego regresan como si nada, como si fueran almas que se conocen de otra vida. La intensidad es parte de su mentira. 

Virgo prefiere la distancia honesta que las cercanías hipócritas.

Por fortuna, Virgo es experto en prestar atención a los detalles, son muy meticulosos cuando abren sus sentimientos, por eso no cualquiera tiene el privilegio de conocer sus secretos. Virgo es tan inteligente que te cuenta exactamente lo que debes saber, no más, no menos, porque su único objetivo es que transmitas la información que él desea. 

Virgo no soporta a los hipócritas en su vida, pero su lado sofisticado le impide ser grosero, así que es capaz de quedarse a escuchar lo que tienes que decir, pero en realidad no le importa. Cuando a un Virgo le agradas se nota, en su forma de hablar, en sus gestos, en su cercanía, Virgo es cariñoso y entregado. 

Cuando no es así sólo ponen barreras, se está protegiendo de tu negatividad, porque no le gusta verse envuelto en conflictos que alteren su organización. Virgo es el mejor para dar consejos, pero cuando se trata de personas hipócritas, prefiere guardar silencio. Porque Virgo no es vengativo, deja que el karma tarde o temprano haga lo suyo. 

A Virgo no le gusta el desorden mental, entrar en juegos de chismes le parece la peor pérdida de tiempo, así que no le gusta caer en provocaciones. Cree lo que ve, lo que escucha y no lo que otras personas dicen. Virgo detecta cuando la gente es hipócrita porque es un signo muy leal, alguien a quien le puedes contar tu vida entera y no preocuparte. 

No le gusta el drama, le gusta estar en su círculo, en donde se sienta cómodo y feliz, aunque sean sólo tres personas. Virgo siempre va a preferir la calidad, antes que la cantidad. Puedes llamarlos aburridos, pero una vez que cierran el ciclo no hay marcha atrás, no les gusta reciclar amores, ni amistades y, menos si son falsos. 

Virgo es el candado más bonito del zodiaco, el que sabe tanto pero dice poco. Son de los que aman en secreto y se enojan en secreto. Virgo es alguien que no se cansa de mejorar, no es perfecto, pero todos los días trabaja en ello y no está dispuesto a que alguien con tan poco valor venga a quitarle su equilibrio y paz.