Sabes que estás saliendo con Libra cuando conoces a la perfección cuales son sus puntos fuertes y sus puntos débiles cuando está enamorado. Como cada signo, tiene sus buenos hábitos y sus malos hábitos en una relación. Por ejemplo, Libra es una persona muy amable y equilibrada, pero debido a su indecisión suele ser alguien muy inseguro en las relaciones. Continúa leyendo para descubrirlos.

  1. Bueno: Todo lo que le des, te lo devolverá por mil

Lo bueno de tener una relación con Libra es que siempre será igualitaria y recíproca. Hay algunos signos del Zodiaco que suelen ser bastante egoístas, pero justo por eso, hace que Libra sea uno de los mejores signos para compartir tu vida. Cuando Libra está en una relación, lo único que quiere es ser egoísta. Siempre querrá compartir contigo todo lo que tenga y asegurarse de que todo es lo más justo posible. Si quieres sentir que estás en una relación de 50/50, definitivamente debes salir con un o una Libra.

  1. Malo: Es muy indeciso

A Libra esto es algo que siempre le trae muchos problemas, pero también puede poner en peligro su relación. Libra pocas veces será quién decida el plan, quién decida dónde vais a ir o qué es lo que vais a comer. Libra es de esas personas que en su mente hace listas de pros y contras y por eso le cuesta tanto decidirse. No es de esa persona que es valiente a la hora de tomar decisiones, lo cual puede ser frustrante para las personas que conviven con él/ella, en especial para sus parejas.

  1. Bueno: Se preocupará por escucharte en todo momento

La base para que cualquier relación funcione es la comunicación. Para que no haya problemas, la clave es hablar las cosas y también saber escuchar a tu pareja. Bueno, pues Libra en esto es todo un maestro. No hay nada que se le dé mejor a Libra que escuchar a los demás, que invertir su tiempo intentando ayudarte con sus problemas, que ponerse en tu piel cuando lo estás pasando mal. Además, Libra tiene la mente tan abierta que jamás te juzgará y eso hará que tus conversaciones con él/ella sean increíbles.

  1. Malo: Es muy duro y exigente consigo mismo

Parece que Libra es una persona muy despreocupada, pero en realidad, su mente está las 24 horas del día funcionando y dándole vueltas a las cosas. Tiene bastantes inseguridades y por eso mismo se preocupa mucho por hacer bien las cosas. Por eso, siempre te preguntará si lo está haciendo bien o no, porque necesita aprobación. Tampoco es que esto sea algo malo o un gran impedimento para tu relación, pero debes de saber que es probable que tengas que ayudar a Libra y tranquilizarle con sus inseguridades.

  1. Bueno: Siempre está buscando la paz

Para Libra, discutir no es una opción. Hay otras maneras de solucionar los problemas y Libra prefiere hacerlo de la forma más pacífica posible. Esto hace que tu relación con Libra sea muy especial, porque nunca (o casi nunca) habrá una voz más alta que otra. Siempre hará todo lo posible para mantener la paz, lo que hace que sea muy probable que se esfuerce en dar lo mejor de si y en mantener la relación lo más única posible. Es cierto que toda pareja en algún momento discute, pero con Libra esto será mucho más fácil

  1. Malo: Le cuesta comprometerse

Cuando Libra está seguro de sus sentimientos y de los tuyos, no hay duda de que se comprometerá. Pero su libertad y su independencia es algo que valora muchísimo y por eso le costará dar el paso. Esto es un problema que afecta a los primeros momentos de la relación, porque después, Libra es una persona a la que no le importa hacer planes de futuro juntos. De hecho, seguramente sea él/ella quién te pida dar un paso más. Si eres una persona a la que le gusta ir rápido y no perder el tiempo, puede que Libra termine con tu poca paciencia…

2020-02-21T12:36:38+02:00