LO POSITIVO Y NEGATIVO DE ACUARIO

Todos, absolutamente todos tenemos nuestras cosas buenas y nuestras cosas no tan buenas. No somos perfectos y seguramente nunca lo seremos, aunque eso no les guste a muchos… Todos los signos tenemos nuestros rasgos positivos, pero también los rasgos negativos y estos son los tuyos, Acuario.

Para empezar, vamos a hablar de tus rasgos positivos. Sabes perfectamente que tú de esos tienes muchos, pero a veces, te cuesta reconocerlo. Lo primero que hay que decir es que eres una persona muy inteligente y creativa. Este podría ser uno de los rasgos que mejor te definiría. Eres una persona con ansia de saber y muy curiosa. Tus intereses son muy amplios, te gusta saber de todo un poco. Además, como tu mente también es creativa, necesita expandirse, compartir conocimiento, expresar todo lo que guarda dentro.

En tu vida necesitas movimiento, necesitas experimentar, necesitas crecer porque si no te aburres.

Otro de tus rasgos positivos es que eres una persona muy independiente, tanto emocional como físicamente hablando. Tú, Acuario, no necesitas a nadie ni a nada para poder ser feliz o para vivir cómodamente. Lo mejor de todo es que a ti te encanta ir a tu bola, no depender de nadie y que nadie dependa de ti. Siendo sinceros, eso de tener que depender de alguien o viceversa puede llegar a agobiarte bastante. Pero también, Acuario, eres una persona muy pacífica y que siempre busca lo mejor para todos.

Tú no eres de esos que van haciendo daño por ahí gratuitamente, es más, no te gusta que la gente se sienta herida por tu culpa. Siempre estás haciendo todo lo posible para hacer del mundo un mejor lugar para vivir, un lugar en el que todo el mundo se sienta seguro, un lugar en el que no existan las injusticias o los problemas.

Ahora toca hablar de tus rasgos más negativos, Acuario, aquellos que alguna vez seguramente hayas querido cambiar. Eres una persona muy impredecible y por eso a los demás les resulta muy difícil entenderte. Como tu mente es tan creativa, siempre está aportando ideas y opiniones nuevas. Tú no tienes unas reglas que normalmente sigas o una rutina establecida, es más, tú eres más de ir improvisando sobre la marcha. Sí, para ti puede ser algo que está bien, pero para la gente con la que convives día a día es algo que no les resulta tan fácil. Y aunque no lo parezca, tú a veces también eres un poco terco.

Tienes la mente muy abierta y te encanta escuchar las opiniones de los demás, pero será mejor que a ti nadie intente hacerte cambiar de opinión. Mejor que nadie ni lo intente porque puede llegar a verse en peligro.

A pesar de que eres un excelente oyente, Acuario, es muy difícil hacerte cambiar de opinión. Y otro de tus rasgos negativos, es que eres muy distante emocionalmente hablando. No te gusta hablar de tus emociones, no te gusta el romanticismo, odias tener que demostrar lo que sientes. Y a veces no te das cuenta, pero siendo así puedes llegar a hacer más daño del que te imaginas, Acuario… Las personas que confían en ti esperan al menos recibir un mínimo de cariño por tu parte, pero es que tú nunca demuestras tus emociones. Hay cosas que hay que empezar a trabajar, pero, Acuario, a pesar de todo esto, no cambies nunca.

2019-04-28T10:35:20+00:00