Cuando conocemos a alguien, la mayoría de las veces solamente dejamos ver una pequeña capa superficial de nuestra personalidad. Es más, aunque ya haya confianza, aunque esa persona lleve años y años conociéndonos, seguramente nunca llegue a saber realmente como somos. Lo que nadie conoce de tu personalidad, Sagitario, es que eres una persona mucho más analítica de lo que creen.

La gente se piensa que eres una persona muy volada, que siempre está de aquí para allá y que le cuesta centrarse en algo. Y sí, tienen razón, eres una persona muy libre, que odia la rutina y que siempre tiene que estar en movimiento, pero ¿y qué? Eso no significa que te cueste centrarte en algo o que no analices las cosas. Eres impulsivo también y a veces te dejas llevar por ese impulso y por el fuego de tu interior. Pero cuando algo te interesa y te importa de verdad, no dudas en analizar la situación y en poner los pies en el suelo para centrarte en ello. Eres rebelde, sí, pero cuando toca ser responsable, eres el más responsable del mundo.

La gente menosprecia tu inteligencia porque no se creen que puedas llegar a ser inteligente.

La gente no conoce ese lado de tu personalidad porque se dejan llevar por lo que dicen de ti y no por cómo eres realmente. Tú tienes bien claro, Sagitario, que tu mejor arma es tu mente y eso es lo que te hace estar por encima de los demás. Por fuera, eres una persona muy optimista, muy alegre y que siempre lleva una sonrisa bien puesta. Te encanta hacer reír a los demás y pasártelo bien cuando te rodeas de tu gente. Pero lo que la gente no sabe es que detrás de ese exterior tan gracioso y divertido hay una mente muy filosófica e inteligente. Una mente que ama explorar, aprender y participar en cualquier tipo de debate.

Detrás de esa gran sonrisa, Sagitario, se encuentra una persona muy inteligente. Ese es el lado ‘oculto’ de tu personalidad. Además de esa mente tan privilegiada tienes un corazón enorme que es más sensible de lo que realmente parece. Un corazón amable dispuesto a amar y a ser amado, dispuesto a dar todo el amor del mundo a la gente a la que le importa. Mira, Sagitario, eres una caja de sorpresas y además de ello una persona que no tiene miedo a nada.

No eres perfecto, también tienes tus defectos, pero no tienes miedo a que salgan a la luz y a que la gente te juzgue por ello.

Lo que nadie sabe de ti es que tú eres capaz de hacer que cualquier crítica sea constructiva, incluso aquellas que sabes que van como un dardo directo a hacer daño a tu corazón. Eres inteligente y gracias a ello eres quién eres y no le tienes miedo a nada y mucho menos a nadie.