SIGNOS MÁS COMPATIBLES CON ACUARIO

Pase lo que pase, tú, Acuario, no te vas con cualquiera, lo tienes claro. Eres diferente, especial, singular y no sigues ningún tipo de moda o de imposición. Te encanta tu estilo de vida y si alguien va a llegar a ella para cambiar algo de ti, lo tienes claro, mejor te quedas solo. Quien de verdad quiera estar contigo se lo tendrá que trabajar, ni más ni menos. Necesitas un compañero de viaje que no te corte las alas, que sepa respetar tu independencia y sobretodo que confíe en ti y te haga confiar. Una vez que algo se rompe, por muy pequeño que sea, las cosas no vuelven a ser lo que eras.

Eres el rebelde del Zodiaco, el visionario, el que lucha por lo que cree que es justo y, evidentemente, no soportarías que nadie llegara para frenarte. Y por eso, aunque puedan darte todo el amor del mundo, los signos de tierra como Tauro, Virgo o Capricornio te acaban frenando de alguna manera. Tauro tienen miedo de que seas como eres, tiene miedo de perderte, y lo pasa realmente más cuando sales y entras, cuando te marchas, cuando vuelves con nuevas metas, con nuevas ilusiones. Y a ti, esa inseguridad que parece tener te agobia muchísimo. Es cariñoso, y puede darte todo el amor que necesitas pero, para ti, las relaciones son mucho más que eso. Con Virgo y Capricornio te gusta estar, son personas con un nivel intelectual superior y a ti que te encanta la comunicación, puedes hablar con ellos casi de cualquier tema. Compartes experiencias y a veces hasta algunos gustos, pero claro, al final el elemento prevalece, y los signos de tierra pueden frenarte un poco a la hora de ser tan independiente como tú quieres.

Con los signos de fuego tienes a compañeros de aventuras perfectos, pero entre Aries, Leo y Sagitario, éste último será el más afín a ti. Con Aries sientes una especie de atracción fatal. Por las buenas todo va bien pero Aries es un signo demasiado inestable y acaba dándote demasiados quebraderos de cabeza. Monta shows cada dos por tres que además, se saca de la nada, es demasiado celoso por momentos contigo, y al final, empiezas a dejar de ser tú sólo por miedo a que pueda volverse loco. Así no se puede vivir. O sí, pero claro, cediendo completamente y poniendo tu vida casi en sus manos. Con Leo todo funciona bien, pero en el fondo de tu alma sientes que está más loco que una cabra. Hay risas, muchas risas, mucha fiesta, muchas ganas de comeros el mundo. Pero el problema son sus bajones repentinos, bajones que nunca traen nada bueno y, lo que es peor, que te acaban arrastrando a ti también. De todos, sin duda, Sagitario es el que más parece que te encaja.

Los signos de agua te parecen simpáticos, y con Escorpio tienes una especie de atracción fatal, como amor odio. Te engancha, te seduce pero después sabes que no traerá nada bueno. Te gusta su forma de ser, lo seguro que parece de todo pero el problema es que siempre parece que quiere poseer, tener todo controlado, hasta tu vida. Y eso a ti te pone enfermo. Lo que sea menos control. Y te enganchas y desenganchas de él constantemente, y tu buscas un equilibrio y Escorpio lo deshace… Muy complicado.

En Cáncer y Piscis encuentras a dos buenos amigos, pero a ti eso de tirar del carro nunca te ha gustado, y el problema es que con estos dos, tiras y tiras constantemente, y algún día alguien tiene que tirar de ti, y ese día parece que no llega nunca… Aunque si buscas cariño y mimos, Piscis puede ser ideal.

Con los signos de aire te llevas bien en general. Géminis y Libra son personas que te atraen demasiado pero hay algo en Géminis que no te gusta. Quizás esa manía con querer controlar absolutamente cada uno de tus movimientos… Va de liberal y de independiente pero tú sin embargo, sientes que tienes dos ojos clavados en la espalda observándote constantemente… Con Libra todo está en orden. Sabes controlar sus altibajos o al menos, lo intentas. Puedes hablar de lo que sea y aunque a veces se ponga testarudo en sus opiniones, lo llevas bien.