Piscis, el pececito que puede ser un encanto frente al resto, pero también tiene su lado duro. El tiburón que una vez que agobias te pone un alto y no vuelve a permitir que lastimes sus emociones. Sí, es emocional, temperamental, un signo de agua al que le cuesta hacer como que no pasa nada, aunque lo intenta, porque detesta que el resto lo perciba como alguien débil. Ahí es cuando se refugia en su mundo, cuando prefiere que el montón de fantasías en su cabeza sea lo único que importa. Es Neptuno, quien lo llena de libertad, de creatividad, de un nudo de sentimientos que honran su parte femenina, su lado mutable, esa versatilidad que le permite adaptarse a lo que le proponga la vida, inclusive cuando las lágrimas se hacen presentes. Piscis, vas por la vida sigiloso, pero pocos conocen la valentía que hay en tu alma. Son unos cuantos a los que les abres tu corazón y esta tabla de compatibilidad de Piscis lo comprueba:

1.- Aries

Piscis, te representan los dos peces nadando en direcciones opuestas, como tu personalidad la que puede cambiar de la noche a la mañana. Justo ahí es cuando te encuentras con amores únicos, como Aries, un alma dominante, autoritaria y con ese lado impulsivo que te invita a hacer realidad todo ese cúmulo de sueños que rondan tu mente. Es complicado que se dé algo a largo plazo entre Piscis y Aries. Sin embargo, no es imposible, pero Piscis es muy enamoradizo, pone por delante las emociones y los sueños. Digamos que sus intereses son muy distintos y si no hablan las cosas pueden llevarse una sorpresa tras otra, que lo único que va a provocar es inestabilidad en la relación. ¡Suerte!

2.- Tauro

La verdad es que Piscis es feliz, no tiene tiempo de estar juzgando la vida de otros, porque su único objetivo es encontrar a alguien que sea capaz de entregarle la misma lealtad y el mismo amor que ofrece. Es un signo que escucha a su intuición, que tiene el don de ponerse en el lugar de los demás y que no lo piensa dos veces cuando se trata de ayudar. De ahí que cuando Tauro aparece en su camino, la magia viene con él, porque Tauro es muy racional, amable y tiene una paciencia que cautiva a cualquiera. En el momento que deciden tener algo la química hace que todo fluya, no solo es una conexión mental y emocional, también es todo lo que sucede bajo las sábanas. Es tanto el entendimiento, que basta que intercambien un par de miradas para decirlo todo.

3.- Géminis

Piscis, si hay algo que detestas es cuando la gente te etiqueta como mentiroso, solo porque prefieres ver el mundo de una forma más positiva y romántica. Eres un signo que tiene que dejar de preocuparse por la opinión del resto, justo lo que Géminis le hace sentir. Cuando Géminis llega a la vida de Piscis, lo hace de una forma arrebatada, no pide permiso, simplemente sacude y llena de alegría todo. Ahí es cuando la paciencia de Piscis se pone a prueba, porque aunque es bastante introvertido se deja conquistar, la atracción es muy fuerte y pocas personas le hacen sentir tanto. Sin embargo, es algo del momento, porque sus ritmos de vida son muy opuestos, necesitan poner las cartas sobre la mesa y hablar lo que cada uno quiere para que realmente funcione.

4.- Cáncer

A Piscis le gusta conectar de una manera especial, es su parte sensible la que toma el control y que cuando una pareja aparece en su camino se puede convertir en lo más bonito de su vida. No se toma el amar a juego, es un alma compasiva, con un montón de esperanzas y ganas de cambiar la historia de su vida. Muy parecido a Cáncer, que también es empático, protector y vulnerable. Cuando hablan no necesitan decir mucho, pero se dejan claro que estarán en las buenas y en las malas. Su relación es como el fragmento más dulce en una película romántica. Ambos deciden ponerse como prioridad, se cumplen lo que se prometen y aunque son muy similares saben lidiar con los choques constantes. Puede que haya algunas lágrimas por su sensibilidad, pero no más que las carcajadas.

5.- Leo

Piscis se conoce, sabe que sus emociones son un torbellino incontrolable, que lo mismo un día están arriba que otro día abajo y esa es la razón por la que tiene que pensarlo dos veces antes de entregarse. Por ello, tener algo con Leo es muy temerario, es saber que alguien impulsivo, fuerte y un poco egocéntrico puede terminar tocando las grietas de su pasado. Leo es así, demandante, tal vez demasiado para el gusto de Piscis y en uno de sus arranques Piscis puede terminar con esa sensación en el pecho que lo hace sentir mal. Si deciden tener algo van a tener que esforzarse el doble porque sus formas de amar los pueden poner entre la espada y la pared. Van a tener que recordar esa atracción que los unió desde la primera vez.

6.- Virgo

Sí, puede que a Piscis le cueste dar el primer paso cuando se trata de amar. Puede que esté muy enamorado, pero aun así lo piensa dos veces, porque sabe que una vez que cruce la línea ya no hay marcha atrás, se va a entregar desde lo más profundo de su ser. Es por ello, que al principio queda hipnotizado con la seriedad de Virgo, pues es un signo que no se anda con juegos en las relaciones. Virgo abraza con paciencia las emociones de Piscis, le demuestra con hechos que puede confiar en él. Ahí es cuando Piscis se deja llevar, invita a la pasión y a su parte temperamental. Son signos opuestos, uno sigue la lógica y otro al corazón, pero se complementan, hasta en la cama. Su vínculo es algo seguro.

7.- Libra

Piscis, no puedes ir por la vida volteando hacia otro lado cuando el dolor ajeno aparece en tu camino. Te afecta tanto que por lo mismo eres meticuloso a la hora de tener algo con alguien porque su mala vibra se te puede incrustar. Piscis, eres generoso, introvertido y con ese toque romántico que se nota en todo lo que haces. De ahí que es muy común que Libra voltee a verte. Porque se convierte en tu balanza, alguien que te escucha sin juzgarte y que además tiene esa chispa sociable que lo mantiene de un lado a otro. Realmente pueden llegar a entenderse, pero más como amigos que como pareja, porque Piscis no tolera los tantos cambios de Libra.

8.- Escorpio

Si hay algo que Piscis grita a los cuatro vientos desde el primer instante que aparece en tu vida, es que respeten sus emociones y que dejen claras sus intenciones. Puede que sea muy soñador y sentimental, pero eso no significa que va a dejar que cualquiera lo manipule a su antojo. Es por ello, que cuando Escorpio llega a su vida le enseña que existen otras formas de amar. Llega así, misterioso, mostrando su lado vulnerable, pero también el feroz. Es muy fácil que se entiendan, porque en el fondo los dos son desconfiados y se dan seguridad. Además, son muy intensos en todos los sentidos y cuando menos piensan ya se comprometieron.

9.- Sagitario

Dicen que de nada sirve estar aquí si no amas y la verdad es que Piscis lo toma muy a pecho porque abre su vulnerabilidad de una forma muy fácil y aunque son muchas las veces que ha terminado con el alma rota, no se arrepiente. Prefiere mil veces dejarse llevar y conocer amores de paso, que quedarse con las ganas. Amores como Sagitario, ese ser impulsivo, impaciente e independiente que cautiva a Piscis por su forma tan poco convencional de ver la vida. Aunque Piscis es muy comprometido y familiar, puede amar a Sagitario. Pero este último necesita poner más de su parte, poner como prioridad a Piscis o los puede visitar la desconfianza.

10.- Capricornio

Sin duda, Piscis sueña a lo grande, le importa mucho más todo ese cúmulo de ideas en su mente deseosas por alcanzar el éxito que la cantidad de ceros en su cuenta. Es un signo que trabaja duro, muy similar a Capricornio. Piscis es inteligente, resiliente y un poco emocional para el gusto de Capricornio, pues este es un signo muy práctico y amante de la lógica. No obstante, pueden llegar a complementarse de una forma única. Digamos que uno tiene lo que le falta al otro y no solo se inspiran, se admiran y justo ahí está la clave de su éxito. No van de prisa, quieren conocerse de verdad, hasta los defectos, porque es la manera en que pueden crear un lazo inquebrantable, de esos que son para toda la vida.

11.- Acuario

Si hay algo que a Piscis le da pereza es tener que explicarle al resto su parte espiritual, son pocos los que pueden entender ese lado tan profundo de ti y, la verdad es que desde hace tiempo que no tienes ganas de darle explicaciones a nadie. Piscis eres un ser sensible, el loco que se aferra a sus sueños y que no va a dejar de ayudar al resto solo porque les incomoda a varios. Ahí es cuando puedes terminar en los brazos de un Acuario, ese ser independiente, cambiante e indeciso. Eso no es muy bueno para Piscis, porque se siente poco comprendido y la distancia emocional de Acuario lo empeora todo. Para que su vínculo funcione tienen que aterrizar sus sueños, porque cada uno sueña por su lado.

12.- Piscis

Lágrimas, rabietas, dolor, son innumerables las veces en las que Piscis ha terminado lastimado por su sensibilidad. Pero de todas maneras prefiere ser así, porque es la única forma en la que puede experimentar emociones increíbles. Esa es la razón por la que cuando otro Piscis llega a su vida se entienden como nadie. Son los mismos intereses frente a frente, con los mismos sueños y los mismos miedos. Aunque son tan iguales, no significa que todo sea color de rosa, tienen momentos en los que no se soportan, pero nada que no puedan solucionar. Una relación 50-50, en la que tienen que tener cuidado para no decir cosas que hieran al otro. Al final su amor siempre gana.