Con las palabras precisas y la frente en alto, así es como Virgo se deleita en la vida. Es una de las personas más sabias y resilientes del zodiaco. No importa las sacudidas repentinas que le traiga el destino, mantiene la calma y sigue poniendo la lógica por delante. Tiene un don para no dejar que sus días se pinten de negro, aunque el resto intente robarle la esperanza se mantendrá firme, con los objetivos y los sueños de siempre. Virgo es así, trabaja duro, incluso más que el resto, pero es la única manera en la que se siente cómodo. La verdad es que son pocos los que pueden lidiar con su forma de ser, puede que algunos queden enganchados, pero de ahí a que Virgo les haga caso hay una brecha muy grande. Es un signo de Tierra y necesita sentirse útil, tener la solución de todo y lidiar con un millón de pensamientos. ¿Crees que puedas con algo así? Esta tabla de compatibilidad tiene las respuestas:

1.- Aries

Entre juegos, coqueteos y aventuras puede surgir un beso inesperado, una mirada profunda y una caricia intensa. La compatibilidad entre Virgo y Aries es bastante complicada. Para empezar, Virgo ama la calma, la practicidad y el perfeccionismo. Lo que no encaja muy bien con el lado impaciente, impulsivo y rebelde con el que Aries va por la vida. Así que en el momento que deciden unirse, descubren que son como el agua y el aceite, dos energías que se aferran a estar juntas, pero que tarde o temprano van a mostrar que no tienen ni una sola posibilidad de algo duradero. Sin embargo, podrían llegar a tener una amistad genuina, en la que el apoyo se vuelve incondicional, esa que no se exige demasiado.

2.- Tauro

Cuando Virgo le abre las puertas a un Tauro, es sinónimo de un vínculo duradero. Virgo queda enamorado de la paciencia de Tauro, de su lado persistente y hasta de lo territorial que es con la gente que ama. Mientras que Tauro se engancha porque Virgo nunca para, siempre trabajando, organizando y ganándose la confianza de los de su alrededor. Lo suyo es como lanzarse a una aventura con un bonito final. Juntos son capaces de levantar un muro entero, porque son firmes, inteligentes y apasionados. Si algo sale mal entre los dos, no tienen ningún problema en mirarse de frente y sacar todo eso que los agobia. Su relación es de esas que pueden terminar con las manos llenas de grietas en la banca de un parque.

3.- Géminis

Géminis es una de las tentaciones que pueden despertar la impaciencia de Virgo. Cuando estos dos signos se encuentran es un choque instantáneo, sus personalidades son tan opuestas que lo mismo se aman o se odian. Sobre todo, cuando la parte mandona e inconformista de Virgo se hace presente. Géminis puede ser paciente, pero también es muy cambiante y detesta cuando alguien pone a prueba su intelecto, ahí es el momento en el que su lado salvaje toma el poder. La comunicación entre los dos es clara, pero tienen sus altas y bajas. Puede que lleguen a tener algo duradero, pero necesitan poner el doble de esfuerzo. Virgo siempre está planeado y Géminis es amante de vivir el momento.

4.- Cáncer

Hay relaciones que no necesitan una explicación, que se les nota el amor y la química, cuando se miran, conversan, cuando van por ahí paseando al calor del sol. Justo lo que sucede en el momento que Cáncer aparece en la vida de Virgo. Los dos son signos muy entregados, no se toman mostrar su lado vulnerable a la ligera. Virgo deja claro que es firme, que no le teme al compromiso y que cuando promete lealtad la cumple. Cáncer ama eso, porque es un ser amable, sensible y familiar. Estas características son la razón por la que pueden crear un vínculo irrompible, antes que pareja, son grandes amigos. Son la prueba de que uno tiene lo que le falta al otro. Su compatibilidad se nota a la primera.

5.- Leo

Dos corazones tercos a su manera, dos corazones que cuando aman lo hacen desde la raíz. Sin embargo, cuando Leo aparece en la vida de Virgo, no es muy bueno que digamos, porque es señal de que las dificultades se harán presentes. Virgo puede ser muy obstinado cuando se lo propone y eso no es lo ideal para la parte orgullosa de Leo. Virgo es muy tímido y siempre escucha lo que le dice su parte lógica. Sin embargo, Leo se lanza al vacío con los ojos cerrados, es romántico e impulsivo. Si realmente se aman tienen que saber que no será fácil, que tendrán días en los que no se van a soportar, porque sus egos van a tomar el control. No hay más, uno de los dos tiene que ceder o terminarán muy mal.

6.- Virgo

Claramente el hecho de que Virgo se encuentre con otro Virgo, no significa que sean el uno para el otro. Cada cabeza es un mundo y del corazón ni hablamos. De hecho, eso del romanticismo no es precisamente lo suyo, los Virgo prefieren poner ciertos límites antes de mostrar su lado sensible a la primera. Eso sí, en el amor son quienes se comprometen sin miedos, disfrutan de una relación leal y organizada. Esto puede ser bueno, pero también tiene su parte mala porque crean una línea muy delgada para caer en lo aburrido. El punto a su favor es que tienen una amistad muy determinada, se entienden a la perfección y cuando se trata de mostrar su parte pasional no tienen problema.

7.- Libra

Libra y Virgo, ojalá su relación fuera tan simple como hacer un corazón a la orilla del mar con sus dos signos. No obstante, su vínculo va más allá, es el que pone a prueba su salud mental, física y emocional. Y es que aunque Libra es un signo muy entregado, dulce y romántico, no siempre cumple con las exigencias de Virgo. Recordemos que Virgo es su peor crítico y le gusta que la perfección sea su sombra. De ahí que le cuesta tanto trabajo entender la parte indecisa de Libra, quiere las cosas claras, sin tantas vueltas. No es una muy buena idea que alguien tan pacifista y soñador termine involucrado con la parte meticulosa de Virgo. Aunque es posible que sea para bien, pues no estaría mal que Virgo reciba una dosis de locura.

8.- Escorpio

Hay latidos que te hielan, que te cortan la respiración y quisieras perderte en el fuego de la otra persona con sólo verle a los ojos. Hablo de los amores que callan mucho, pero lo dicen todo. El vínculo entre Escorpio y Virgo, es de los más pasionales del zodiaco. Virgo llega de forma sigilosa, observando cada detalle, cautivando con la inteligencia de sus palabras y dando la solución a todo. Lo que resulta bastante atractivo para la parte vibrante, emocional y oscura que esconde Escorpio. Al enamorarse descubren que son tal para cual, realmente descifran lo que el otro piensa. Además, son muy leales, no prometen lo que no cumplen y cuando se trata de estar juntos lo que comienza con un simple beso termina en una llamarada.

9.- Sagitario

Es curioso, porque generalmente Virgo siempre va un paso adelante, analizando los pros y los contras de un nuevo amor en su mente. Sin embargo, cuando Sagitario decide entrar a su vida se da cuenta de que termina cediendo ante su parte competitiva, intensa y vibrante. Ahí es cuando el lado paciente y organizado de Virgo se pone a prueba. Su relación se vuelve bastante complicada, sus ideales y valores son contrastes evidentes y Virgo puede llegar a sentir que Sagitario no se toma las cosas con seriedad. Sin duda, es el tipo de personalidad poco estable con la que Virgo no quisiera construir un futuro.

10.- Capricornio

El amor genuino es mucho más que un “felices para siempre”, es entregarse con lo más negro de tu ser y aún así decidir que esa persona es la indicada. Capricornio y Virgo, lo entienden a la perfección porque detestan andar con medias tintas en la vida. Virgo demuestra que se puede ser confiable, perfeccionista y organizado. Mientras que Capricornio se deja amar fácilmente porque es trabajador, educado y muy responsable. Su compromiso es de los que llegan hasta el cielo, de los que perduran después de los años. Su objetivo es triunfar y se apoyan, no se juzgan, se aplauden. Estar juntos es como tomar muy fuerte de la mano a ese amigo que no te suelta pase lo que pase, pero con un toque de amor.

11.- Acuario

Como ese sueño que guardas en lo más profundo de tus pensamientos. Así es como Acuario llega a la vida de Virgo, con libertad en las palabras, sencillez en el alma y amabilidad en el corazón. La atracción entre los dos es más que clara, sobre todo, cuando Virgo muestra su lado paciente y minucioso. Ahí es cuando deciden probar suerte en el amor, aunque no siempre el resultado es positivo. No es que sean blanco y negro, pero puede que Acuario sea demasiado liberal para el gusto de Virgo. A veces, es un exceso de locura que Virgo no cree necesitar. Más que un acompañante, se vuelve una angustia por su estilo de vida y ahí es cuando la indecisión se hace presente.

12.- Piscis

Complementaria como ninguna otra pareja. Piscis llega a la vida de Virgo con una cautela que encanta, pero el corazón en la mano. Virgo se pierde entre tanta sensibilidad, justamente Piscis es capaz de despertar ese lado vulnerable que la mayoría de las veces calla. A veces, Piscis puede ser muy inseguro, pero al ver la lealtad, confianza y paciencia con la que Virgo se presenta se siente más tranquilo. Sin duda, son la prueba de que polos opuestos se atraen y vaya que cuando lo hacen no les dan ganas de mirar atrás, encuentran justo lo que necesitaban. La seguridad de tener a alguien que estará en las buenas y en las malas, no se compara ni con todo el oro del mundo.