Capricornio, ese signo que ha pasado por un montón de cosas que calla, porque le cuesta tanto mostrar su lado débil frente al resto. Sin embargo, cada cicatriz es un aprendizaje que se recuerda al acariciar lo profundo de las grietas. Ya ni vale la pena pensar en las veces que has llorado en aquel rincón escondido, pero sonríes frente al resto. Y es que pase lo que pase Capricornio no pierde el equilibrio, sabe lo que vale y de lo que es capaz, como todo signo de Tierra. Además, lo gobierna Saturno, el planeta que tiene el don del orden y de poner límites. Gracias a él no dejas que los oportunistas se aprovechen de tu bondad y tu ingenio. Eres el amigo responsable, el que siempre busca una manera de salir adelante, el inteligente y dedicado que se vuelve inspiración para cualquiera que llega a su vida. Pero detrás de toda esa perfección, se esconde un corazón frágil, un tobogán de sentimientos que pocos tienen el privilegio de conocer y esta tabla de compatibilidad de Capricornio lo dice todo:

1.- Aries

Hay amores que solo aparecen en tu camino para enseñarte a ser más fuerte, para recordarte que poner límites es sano y que amar no es padecer. Tal vez Capricornio y Aries funcionen a la perfección como amigos, pero…de ahí a tener un vínculo como pareja a largo plazo, es otra cosa. No siempre pinta bien. A pesar de que ambos son muy inteligentes, Aries puede ser demasiado impulsivo y rebelde para el gusto de Capricornio. Ya que Capricornio es un signo muy cuidadoso, le gusta sentir que la otra persona es más que su refugio, un hogar. Al tener personalidades tan chocantes pueden caer en la lucha de egos y aunque al principio existe mucha pasión, si no tienen la suficiente madurez pueden terminar muy mal.

2.- Tauro

Una pareja con la que puedas compartir los gastos, los sueños, los miedos. Un compañero de vida que no te suelte, que no le asuste tu brillo y que siempre busque la forma de inspirarte. Alguien como Tauro. Así es, Capricornio puede encontrar a su complemento en un signo paciente, comprometido y terco. De hecho, la parte obstinada de Tauro se vuelve un atractivo para Capricornio. Dos amantes que van en el mismo camino, que pueden construir un lazo tan fuerte que las miradas de envidia no tardan en hacerse presentes. Sí, la pareja casi perfecta, la que se lee los pensamientos y está dispuesta a construir un castillo si es necesario. Echa un vistazo a tu alrededor, tal vez sea un Tauro a quien le pertenece la llave de tu corazón.

3.- Géminis

A veces, el amor está frente a tu nariz y no lo notas, justamente escondido en el pavor que tienes a enamorarte. Y es que al ser Capricornio es imposible que no vayas con una enorme capa en la vida. No es fácil compartir lo que hay debajo de tus cicatrices, porque puedes terminar peor. Eres inteligente y práctico, no te dejas llevar por un montón de corazones en el aire. Es por ello que tener un vínculo con Géminis podría ser bastante arriesgado, al menos, para la constancia que llevas en la vida. Estamos hablando de un signo impaciente, impulsivo y que va tejiendo nuevos vínculos en cada respiro. Géminis es demasiado cambiante para tu gusto. Si quieren estar juntos necesitan trabajar mucho en la confianza y el compromiso.

4.- Cáncer

Cáncer y Capricornio, un amor que no exige perfección, solo se aman de verdad y con eso basta. Su relación es de las que tienen la capacidad de superar las malas rachas, porque saben que la prioridad es lo que siente el uno por el otro. Capricornio se muestra con la cara del compromiso, pero con una ambición dispuesta a recorrer cada espacio del mundo. Es quien presta atención a los detalles y ahí es cuando Cáncer queda cautivado, porque se siente seguro de mostrar su lado cariñoso y esa parte deseosa por formar un hogar. Cuando los dos hablan desde lo más profundo, empiezan a construir algo muy fuerte, duradero y complementario. Realmente no les hace falta nada más, se eligen por encima de todo y hasta sus cambios de humor se vuelven un encanto. Su amor no es un cuento de hadas, es real.

5.- Leo

La pasión es un arma de doble filo, en realidad nunca sabes lo que hay debajo de ella, pues es capaz de sacudir cosas que ni conocías de ti. El amor entre un Leo y Capricornio, es fuego puro, es de esos amores que no pueden resistirse a estar juntos desde la primera vez que se ven. Capricornio conquista a Leo por su honestidad y la manera en que se compromete. Pero Leo es muy autoritario, pasional y de vez en cuando invita al drama, ahí es cuando toda esa atracción puede desarmar en un abrir y cerrar de ojos. De esas relaciones que te desgastan, porque ambos son amantes del control y si no hablan con sutileza pueden decirse de lo peor en un mal momento.

6.- Virgo

Cuando hay química todos soñamos con más. Son pocos los que se conforman con una sola noche de pasión. Capricornio quiere más, busca lealtad, constancia, huye de las relaciones en las que el otro no sabe lo que quiere. Esa es la razón por la que termina enamorándose con locura de un Virgo. El alma perfeccionista, organizada y fiel que es capaz de convertirse en uno de los abrigos más bonitos para Capricornio. En el momento que estos dos se juran amor, es algo genuino y por muchos años. Es tanta la atracción que en la cama son capaces de invitar a esos demonios de los que no hablan con nadie. Ese sabor a peligro que se vuelve una tentación en los labios.

7.- Libra

Capricornio tiene una manía especial cuando se trata de liarse con amores, quiere a alguien capaz de estimular todos sus sentidos. Una mente ingeniosa que lo invite a percibir una forma única de ver el mundo. Alguien que no se asuste por su parte trabajadora, segura y firme. Alguien como Libra, quien también es muy inteligente e independiente, no está esperando que nadie le solucione la vida. Aunque su parte indecisa puede hacer que Capricornio se sienta perdido y un poco estresado. En realidad no son tan parecidos, para que estén juntos por un buen tiempo tienen que poner de su parte. De lo contrario, las inseguridades pueden hacerse presentes y arruinar todo.

8.- Escorpio

No toda persona que llega a la vida de Capricornio es capaz de conocerlo de verdad. Hay amores que solo llegan de paso y otros que deciden habitar en su interior. Los que no se asustan de la gallardía que derrocha en cada paso. Como Escorpio, que se derrite por tu parte leal, distante, pero persistente. Escorpio es el fuerte, el apasionado, al que muchas veces lo pueden traicionar los celos. Cuando Escorpio y Capricornio se enamoran es sinónimo de explosión, es locura en cada beso, en cada mirada, en cada aventura. Aunque hay que tener un poco de cuidado porque ambos son un tanto egocéntricos y cuando su mal carácter se enfrenta es mejor que todo el mundo se haga a un lado. Pero… se olvidan de todo con el caos perfecto que causan bajo las sábanas. Lo suyo es maravilloso.

9.- Sagitario

No se trata de tomar de la vida todo lo que te da. A veces, no queda más que ser selectivo, porque no puedes ir por ahí construyendo un montón de castillos de arena que van a terminar desmoronados. La relación entre Capricornio y Sagitario, prácticamente se tiene que tratar con pinzas porque cualquier paso en falso puede ser la razón del final. Capricornio es un signo demasiado centrado para Sagitario. Es leal y puede llegar a ser muy terco, cuando se enfoca en la parte lógica y deja de lado los sentimientos. Contrario a Sagitario, que es intenso, aventurero y muy rebelde. Si quieren tener algo más que una amistad necesitan confiar el uno en el otro. La química es escasa, así que cuando las diferencias aparecen todo se derrumba.

10.- Capricornio

Hay espíritus que son gemelos, que basta con que crucen miradas para sentir esa paz cuando están juntos. Eso es lo que sucede cuando Capricornio decide compartir su día a día con otro Capricornio. Es quien te entiende a la perfección, no te juzga, te guía, te motiva y también te muestra tus defectos. Dos Capricornios tomados de la mano son dinamita pura, la pareja que no conoce imposibles, la que siempre está buscando superar sus propias expectativas. Puede que por sus mentes tan ocupadas de vez en cuando se olviden de lo que sucede en la cama, pero… tampoco es tan malo. Tienen sus altas y bajas, pero cuando el deseo los toma por sorpresa pueden hacer un montón de llamaradas, de esas que dejan sin aliento.

11.- Acuario

Capricornio no puede controlar cuando alguien es capaz de hacerle sonreír, ahí se esconde su debilidad y se olvida de su parte exigente. Aunque no acepte mostrar su lado vulnerable eso delata que tiene un corazón enorme, que no es tan controlador como parece y que a pesar de ser tradicional también le gusta romper con lo convencional de vez en cuando. ¿Quién mejor para eso que Acuario? Es el signo soñador, impulsivo y con unas ganas desesperadas de aventura. La conexión entre Acuario y Capricornio no se niega, fluye, porque la intelectualidad es la que los une. Sus intereses pueden ser contrarios, pero lo que tienen es tan bonito que lo supera.

12.- Piscis

Hay parejas que te hacen resurgir desde lo más hondo, te hacen escalar de una forma tan resiliente que terminan entregando mucho más que el corazón. Eso es lo que le sucede a Capricornio cuando Piscis lo toma fuerte de la mano y le invita a disfrutar de un trayecto sin fin. Piscis es capaz de romper las cadenas que Capricornio pone por miedo, es capaz de acariciar cada grieta y agradecer por ello. Piscis se enamora del lado trabajador, práctico y ambicioso de Capricornio. Mientras que Capricornio se dobla ante la empatía de Piscis, es su lado emocional e intuitivo el que se gana toda su confianza. Tienen exactamente lo que necesitan, se complementan como nadie. Lo suyo es lento, pero fuerte, capaz de construir algo sagrado, son mucho más que almas gemelas.