Sagitario, qué valiente te ves, tomando riesgos aunque sientas que el corazón se te congele en un nuevo reto. Amas así, con el calor del Sol, la fuerza del mar y la rebeldía del viento. Inspiras, por la forma en que miras, por lo suave de tus yemas, por la calidez de tu aliento. Te pierdes, en un mundo mágico, en un mundo que no entiende de razones y que está dispuesto a romper con todas esas cadenas que impiden mostrar la esencia. Eres un abrazo espontáneo, una carcajada que se contagia, una conversación llena de intelecto. Sí, te aburres fácil y esa es la razón por la que pocos pueden lidiar con el ritmo acelerado que llevas. Eres el arquero del zodiaco, el que camina de la mano del fuego, bajo el mando de Júpiter. Eres quien sigue a su voz interior, quien vive de una forma contundente y son contados los que pueden entrar en tu vida. Esta tabla de compatibilidad de Sagitario lo dice todo: 

1.- Aries 

Aries y Sagitario, son un “nunca terminaré de enamorarme de ti”. Su amor es tan evidente, que se nota lo mucho que se desesperan por intercambiar caricias. Ambos tienen un lado intenso, pero Sagitario glorifica la aventura, tiene una forma muy honesta de ver la vida y ahí es cuando Aries queda enganchado. Este último es un signo apasionado, valiente, pero tiene ese lado impulsivo que se vuelve la pieza ideal para Sagitario. Lo suyo es ardiente desde la primera mirada y esa es la razón por la que no se sueltan fácilmente. No se aburren, pero puede que les cueste más trabajo comprometerse. A veces, prefieren un amor sin etiquetas, amar libremente, pero con toda el alma. 

2.- Tauro 

Una relación que inicia con un montón de trabas, porque les cuesta llegar a un punto medio, sus personalidades son blanco y negro. Sagitario se presenta de forma caótica en la vida de Tauro, llenándolo de inseguridades. Y es que es tan rebelde, tan aventurero y con esa sed desesperada de romper con lo convencional, que hace que se le pongan los pelos de punta a Tauro. Realmente no es muy buena idea que Sagitario termine en sus brazos, porque no es capaz de entender su parte independiente. Tauro se estresa porque no hay quien pare a Sagitario, quien trata de comprender, pero se siente fuera de lugar, como criticado y con esa presión de que le cortan las alas. 

3.- Géminis 

Géminis y Sagitario, se regalan palabras, momentos, sensaciones. Lo suyo es un amor auténtico, la química se les nota desde el primer instante que deciden tener una conversación. Sagitario se muestra dulce, con un lado coqueto que envuelve, pero también se muerde los labios como haciendo una invitación a lo salvaje. Ahí es cuando Géminis lo quiere todo, incluso pone a prueba su parte indecisa, porque se siente tan seguro de Sagitario que se adapta y lo único que quiere es tomarle de la mano y salir a recorrer el mundo. Puede que sean muy distintos en algunos aspectos, pero se complementan tanto que cuando están juntos en la cama son la representación de un volcán en erupción. Sin embargo, lo suyo es más que dos cuerpos, pueden encontrar el amor verdadero, en donde existe la fidelidad y la confianza. 

4.- Cáncer 

Un estira y afloja, hay relaciones así, nos hacen ver el cielo y las estrellas, pero también despiertan lo peor de nuestros demonios. Son las que pueden funcionar, pero es necesario que ambos pongan de su parte, el amor debe ser la esencia, el motor que mueva todo. Eso es lo que sucede con Sagitario y Cáncer, lo suyo es como lanzar dos dados, nunca tendrás la certeza del número que mostrarán. Sagitario llega a la vida de Cáncer de una forma despreocupada, muy liberal, pero con las ganas de aventurarse en su parte hogareña. Lo cual puede convertirse en una provocación para Cáncer. Lo malo es que Cáncer no puede separar los sentimientos a la primera, es demasiado vulnerable y puede salir lastimado. Ahí es cuando la atracción entre ambos disminuye, sobre todo, porque Cáncer se puede sentir muy inseguro y si no lo hablan puede terminar con la sensibilidad por los suelos. 

5.- Leo 

Sagitario y Leo, muy pocas veces somos testigos de un cariño tan enérgico. Es de los que se muestran sin un sólo filtro, no tienen la intención de disimular algo que no son, simplemente están dispuestos a sumergirse en la locura del otro. Sagitario le demuestra a Leo que también puede ser muy divertido, que ama ir en contra de las reglas y que cuando se trata de ser sociable nadie le gana. Mientras que Leo llega así, sin miedo a las ataduras, con ese lado impulsivo que hace que se enamore hasta el final de sus días. Es tan pasional y fuerte, que se vuelve un imán para Sagitario. La química entre los dos es arrasadora, pero pueden llegar a tener problemas cuando las diferencias se hacen presentes porque son muy competitivos y hablan justo todo lo que el resto se calla. ¿Preocupante no? 

6.- Virgo 

Si hay alguien que no mide el peligro, eres tú Sagitario. Estás tan consciente de que la vida se te puede ir en el siguiente respiro, que no quieres dejar pasar ni una sola oportunidad. No sabes qué sucederá mañana, pero tampoco te quita el sueño. Lo curioso es que Virgo es completamente todo lo opuesto a eso. Es un signo paciente, organizado y que ama la perfección de cada detalle. Lo cual no encaja muy bien con la competitividad y la intensidad que se rige Sagitario, es enérgico y no conoce límites. Sin embargo, Virgo quiere estructura, no todo se trata de un encuentro de labios y una noche acalorada. Una vez que la llama cesa, Sagitario se siente muy abrumado y controlado por Virgo. 

7.- Libra 

¿Límites? No es algo con lo que estés familiarizado, eres Sagitario, tienes un cúmulo de sueños esperando a ser cumplidos. Eres muy parecido a Libra cuando se trata de echar a volar la imaginación, por ello cuando deciden unir sus mentes en nombre del amor nace la magia. Sagitario se entrega de forma salvaje, muy espontánea, independiente. Eso es lo que atrapa a Libra, porque también es sociable, también tiene una lista de metas por cumplir y de las que no habla con nadie. Puede que su parte indecisa agregue un toque de inseguridad a sus días, pero nada grave. Mientras se digan las cosas de frente aprenden a amarse sin exigencias, con la confianza de que cada uno puede volar alto y volver al nido. 

8.- Escorpio 

Sagitario, sabes muy bien que podrás tener todos los defectos del mundo, pero no tienes ni un sólo pelo de tonto y cuando tu intuición te dice que ahí no es, no hay más, sabes que si sigues adelante todo terminará en un caos. Esa es la razón por la que debes pensarlo dos veces antes de unir tu vida con un Escorpio. Porque tiene un lado muy arrebatado, en el que sus celos toman el control y la pasión desbordada puede poner a prueba tu estabilidad emocional. Sagitario, tú eres impredecible, despreocupado, no te gusta engancharte en el drama. Sin embargo, puedes amar tanto a Escorpio, que pones las cosas en una balanza y ahí es cuando la pasión entre los dos gana. 

9.- Sagitario 

El reflejo en el aparador, en el momento que dos Sagitarios se unen las chispas no se hacen esperar. Son la pareja que toma muy en serio lo que el resto no, aman así, sin razón pero de una forma tan honda que se desatan los nudos en la garganta. Su unión es sinónimo de curación, de amor, de entrega. Por más que busques en otros brazos, no habrá nadie más que tenga la capacidad de entenderte sin un sólo prejuicio de por medio. La relación es 50-50, no porque sean el mismo signo quiere decir que van a tener asegurado el paraíso, al contrario, pueden chocar a la primera y la única forma de solucionarlo es hablando las cosas y comprometerse sin miedo. Porque diversión y cariño, no les faltará. 

10.- Capricornio 

Un remolino de emociones, así eres Sagitario, a veces con todas las ganas de amar y otras veces con ganas de huir al ritmo de los segundos del reloj. Eres intenso, aventurero y muy desobediente. Esa es la vida que te gusta, la que te acelera más que los latidos, la que hace que hiervas de adrenalina y desesperación. De ahí que es muy complicado que tú y Capricornio puedan tener algo a largo plazo, al menos no será fácil. Porque Capricornio es un signo muy necio, centrado y siempre está trabajando bajo objetivos. Realmente si quieren tener algo deben esforzarse para confiar el uno en el otro. Sagitario puede sentirse dominado por el control de Capricornio. Y si hablamos de química, la verdad es que no hay mucha. Son pocas las parejas de estos signos que rompen con este patrón. 

11.- Acuario 

Sagitario, eres quien va por la vida haciendo lo que le da la gana y la verdad es que argumentar el por qué de tus acciones no es algo que te interese en lo absoluto. Quien quiera ser parte de tus días es bienvenido, pero quien no, la puerta está de par en par para que salga cuando se le antoje. Curiosamente tu personalidad es como el engrane que Acuario busca. Sagitario llega a su vida de una forma divertida, mostrando su lado aventurero y muy amable. Mientras que Acuario es libre, independiente y muy sociable. Lo que se ve no se pregunta, cuando están juntos causan furor y envidia. Porque aman romper con la rutina y porque entre más hazañas en su lista, para ellos mejor. 

12.- Piscis 

No cabe duda, que Sagitario sabe que lo único imposible es aquello que no intenta y esa es la razón por la que no se queda de brazos cruzados cuando Piscis aparece en su camino. Puede que para algunos sea una locura, porque no parece que tengan nada en común. Sagitario es impulsivo, impaciente y no le gusta depender de nadie en ningún sentido. Mientras que Piscis es quien toma fuerte de la mano porque quiere dejar claro que no le teme al compromiso y que ser familiar es parte de su personalidad. Puede que sean muy diferentes, pero la atracción cuerpo a cuerpo es maravillosa. Lo malo es que después de que baja un poco el enamoramiento, Piscis puede volverse un tanto obsesivo, intenso y desconfiado. Ahí es cuando Sagitario se siente asfixiado y se puede marchar