A nadie le gusta tener que lidiar con la angustia pero lo más importante es saber de donde viene y por qué. Sólo así es como se podrá atajar de alguna forma. Algunos signos se aferran demasiado a las personas y cuando las cosas no van bien llega la angustia, otros confían ciegamente y otros no saben ignorar. Cada signo es un mundo y en este artículo te enseñamos por qué tienes problemas para curar tu angustia dependiendo del signo que seas.

Aries: Del 21 de marzo al 20 de abril

A veces te aferras tanto a lo que sientes que te niegas a perder a esa persona que sabes que no te hace bien. Luchas, peleas, lo das todo de ti misma/o Aries. Y eso, para demostrarte que puedes tener lo que quieres, que tienes el control de todo y que no perderás nada. Tienes que cambiar el chip, no pierdes nada, ganas mucho, muchísimo desprendiéndote de esa clase de personas. Y cuando las cosas no estén bien no hagas como si lo estuviesen por favor.

Si no funcionan, no funcionan, simplemente hay que dejarlas atrás si no queremos que nos estropeen el futuro. Esa es la razón por la que tienes problemas para curar tu angustia Aries. Aferrarte a lo que no debes, a lo que es tóxico para ti, a lo que ya se terminó hace mucho y no permitirte conocer otras cosas. Además, quedarte en un sitio que sabes que no mereces no sólo te traerá angustia sino también ansiedad, depresión, estrés… Cuidado Aries, cuidado.

Te puede interesar: Aries y la ansiedad

Tauro: Del 21 de abril al 21 de mayo

Tu angustia viene de las decepciones que te causan los demás Tauro. Pones mucha fe en que todo el mundo actuará como tú y cuando no lo hacen te vienes muy abajo. Además, en el amor, crees que cuando empiezas con alguien es posible que hayas encontrado tu alma gemela y cuando la pierdes, piensas que has perdido una oportunidad enorme Tauro. Y por desgracia, a tu mente vienen pensamientos del tipo: “no podré amar tan intensamente jamás o nunca encontraré a alguien así”. Y en el fondo, por eso viene gran parte de tu angustia Tauro, por hacerte tus líos mentales pensando en cosas que NO son ni serán así jamás.

Por favor, Tauro, primero vas tú, después tú y más tarde tú. Y después llegará el amor, cuando te quieras a ti misma/o primero. Y los amores del pasado, esos que al final no acabaron bien, no son los reales Tauro, los amores del pasado son pasado. El mejor está por llegar.

Te puede interesar: Tauro y la ansiedad

Géminis: Del 22 de mayo al 21 de junio

Cuando entras en ese bucle de angustia y de ansiedad, confías en que todo pasará pronto si lo ignoras Géminis, o si haces como si no pasara nada, si te das media vuelta en vez de afrontarlo de frente… Es extraño pero huir de lo que te hace daño solo suaviza las cosas, no las hace desaparecer Géminis. Y ese es tu problema a menudo, no les plantas cara, deja que te ninguneen, que jueguen contigo y por mucha mala fama que puedas tener en el tema de las venganzas, tampoco te vengas.

O sea, que al final, te hacen daño, tratas de ignorar y acabas mucho peor que si soltarás todo lo que llevas dentro. Y no, no te vayas a la mala vida o a cosas que no te hacen bien sólo por tratar de olvidar. Es lo último que debes hacer. Quiérete mucho Géminis, busca energía positiva pero antes de todo, suelta lo que tienes dentro, y empieza de cero, así con todo, sin distracciones absurdas, sabiendo lo que quieres para tu futuro Géminis.

Te puede interesar: Géminis y la ansiedad

Cáncer: Del 22 de junio al 22 de julio

La inseguridad en ti es la que te mata lentamente Cáncer, en ti y en el resto. Ya de por si eres una persona muy sensible y eso al final es un detonante fuerte para que todo te afecte más de la cuenta. Así que, a partir de eso, llega la ansiedad, el estrés y la angustia. Pero el desamor es lo que más te cuesta digerir Cangrejo, lo que más te cuesta aceptar que pueda tener un punto y final o que pueda terminar de la noche a la mañana. Pero acaba Cáncer, y no siempre tiene que ser por tu culpa.

Por otro lado, también tienes problemas para pensar que quizás estás mejor sin esa persona Cangrejo, empiezas a emparanoiarte con todo. Piensas si te mereces lo que tienes, si no te lo mereces y tienes que salir corriendo hacia otro lado, o si debes empezar una vida fuera. Eres un poco complicado Cáncer y por eso tienes que trabajar en estos temas. Piensa que haya pasado lo que haya pasado en tu vida, SIEMPRE has sabido salir adelante. Por algo será ¿no crees?

Te puede interesar: Cáncer y la ansiedad

Leo: Del 23 de julio al 22 de agosto

Leo, a ti la angustia te vienen habitualmente por la rabia y por la desesperación, cuando no encuentras algo lógico en lo que te está pasando, cuando la persona a la que quieres no actúa de forma lógica contigo. Lo das todo en las relaciones, y todo es TODO. Y cuando a la otra persona le entran las dudas sin ni siquiera saber explicarte por qué es cuando te empiezas a apagar. Te consideras una persona extremadamente clara en todos los sentidos Leo y lo único que pides es que los demás hagan lo mismo contigo. Y cuando no es así, cuando además te culpan sin razones y con excusas de todo, empiezas a angustiarte.

Piensas en todo lo que has hecho por esa persona para que te lo esté pagando de esta forma. Porque además, lo que te jode realmente es cuando sí pero no, cuando de alguna manera, te siguen agarrando de la mano para no dejarte ir y hacer tu vida. Cuando esa persona no cierra el capítulo, a ti te cuesta el doble Leo. Y eso es lo que te jode… Que sabes que no está del todo en tus manos el poder seguir adelante, que sabes que tienen que cerrar esa puerta otros porque a ti te cuesta el triple.

Te puede interesar: Leo y la ansiedad

Virgo: Del 23 de agosto al 22 de septiembre

A ti la angustia te vienen porque sobre analizas demasiado tu pasado Virgo. Mucho, muchísimo. Tratas de entender por qué te han salido mal las cosas, en que diablos has fallado, por qué los demás son tan desagradecidos e incluso cómo puedes ayudarles. A la mierda Virgo, que cada uno se cure a sí mismo, que cada uno se cuide sus espaldas ¿ok? No eres la mamá ni el papá de nadie y tú, tienes que seguir adelante.

De ahí viene toda la ansiedad, cuando te quedas anclada/o donde no debes, cuando te quedas anclada/o en el pasado Virgo. Y además, sabes que jamás podrás mirar hacia delante de esa forma, sabes que podrás incluso estropear todo tu futuro por no permanecer en tu presente. No trates de darle vueltas y de identificar todo lo que salió mal cuando sólo necesitas aceptar que se acabó y que ahora comienza una nueva etapa. Ya está Virgo, de aquí en adelante.

Te puede interesar: Virgo y la ansiedad

Libra: Del 23 de septiembre al 22 de octubre

Tu angustia viene normalmente de tus dudas Libra, de esa inseguridad a la hora de tomar decisiones. En el amor, una parte de ti no quiere superar las rupturas, no quiere superar a esa persona a la que has querido tanto. Es como si quisieras seguir pensando que quizás hay algún tipo de posibilidad para que vuelvas a estar a su lado, alguna posibilidad de que todo salga bien al final. Y eso es debido a todas esas dudas, a todas esas dudas y a que eres una persona que no se queda con lo malo de nada.

Y ese es el problema a veces, que no te acuerdas de lo peor, que sólo te quedas en tu mente con lo bueno vivido, incluso cuando haya sido un porcentaje más bien pequeñito Libra. Tu filosofía de vida está muy bien créeme pero no con tus ex Libra. Si ya es pasado, métetelo en la cabeza, ES PASADO ¿ok? Así que, por favor, no la líes. La única posibilidad que existe para que todo salga bien es que pases páginas, sigas adelante y hagas las cosas por y para ti sin pensar absolutamente en nada ni en nadie Libra.

Te puede interesar: Libra y la ansiedad

Escorpio: Del 23 de octubre al 22 de noviembre

Tu angustia en el amor llega cuando te hacen enfadar, cuando te dicen que necesitan un tiempo antes de explicarte realmente y a la cara qué es lo que está pasando, cuando te hacen enfadar… Quieres que esa persona se de cuenta del gran error que está cometiendo al dejarte y el problema es que no lo dejas pasar has que SE DA CUENTA. Eres Escorpio, tienes orgullo, y también eres consciente de cuando has hecho las cosas bien. Y si ha sido así, no dudarás en demostrar claramente a esa persona que vales mucho. Y que se joda.

Sí Escorpio, en vez de seguir adelante, te quedas atrás tratando de demostrar a los demás algo que no pueden ver porque están CIEGOS. O que quizás verán mucho más adelante, cuando ya sea demasiado tarde Escorpio. Deja tu angustia y tu ansiedad a un lado y céntrate en ti, terminarán por arrepentirse. Echa la vista atrás, siempre ha pasado Escorpio, recuérdalo.

Te puede interesar: Escorpio y la ansiedad

Sagitario: Del 23 de noviembre al 21 de diciembre

A veces, el hecho de seguir en contacto, de una forma u otra con personas que ya deberían formar parte de tu pasado es lo que te crea angustia y ansiedad Sagi, y mucha. Es como si de alguna forma te doliera dejar escapar lo que has tenido entre tus manos. No puedes tener algo constantemente en tu mente y hacer como si nada. Eres un signo de fuego Sagi, y sí, es complicado para ti guardarte sentimientos y sensaciones. Si algo no te gusta, lo sueltas, lo escupes, tiene que salir por tu boca.

Igual te pasa con las personas, si quieres escribirle a alguien un mensaje, lo escribes Sagi, y si tienen que ser veinte, también. Tu impulsividad muchas veces gana a la razón en estos momentos. Pero piénsalo bien Sagi, el problema de esto es que al final, siempre estás “atada/o” de alguna manera a este tipo de personas, siempre estás pillada/o de alguna forma. No te dejarás del todo hacer tu vida. Y deberás controlarte, por tu bien y por el bien de todos Sagi. Cuídate mucho de seguir a quien no debes, ignora Sagi, aunque por momentos te cueste la vida. No te imaginas lo que ganarás en salud.

Te puede interesar: Sagitario y la ansiedad

Capricornio: Del 22 de diciembre al 20 de enero

Te apegas demasiado a las personas Capri, a pesar de que puedas ser frío como el hielo y de que parezcas súper distante. Pues no, para sorpresa de muchos, cuando terminas con una relación lo pasas francamente mal, te cuesta muchísimo superar, olvidar y entender que puede haber una vida mejor después de eso. Eres una persona que cuando se embarca en algo lo da absolutamente todo Capri, y cuando de repente termina, se queda absolutamente sin nada. Pero eh, sólo al principio. Y de ahí vienen toda tu angustia Capricornio.

Das demasiado casi sin pensar en las consecuencias. Mira que eres una persona súper independiente, pero en el amor, no lo eres tanto Capri. Esperabas que cuando empiezas con alguien, esa persona permaneciera en tu vida mucho más tiempo. Pero a veces las cosas se tuercen. Deja de tener esas expectativas tan altas todo el tiempo. Y más aún sin demostraciones Capricornio.

Te puede interesar: Capricornio y la ansiedad

Acuario: Del 21 de enero al 19 de febrero

Tu angustia en el amor llega cuando te autoflagelas escuchando canciones que te transportan a ese viejo amor Acuario, o viendo películas que veías con esa persona, o paseando por donde paseabas… Si no quieres pasarlo mal, deja de buscar esos recuerdos Acuario porque lo sabes, los buscas constantemente. Y deja de stalkear, de ver qué es lo que puede estar haciendo, dónde se encuentra o cuales son sus planes.

En el fondo, tendrías que valorarte un poco más a ti misma/o. Deberías pensar que tienes una valía impresionante y que, al final, quien se ha marchado de tu vida solo ha perdido Acuario. Deja ir a esas personas, no es que vayas a frenarlas pero al final, estarán en tu cabeza Acuario, todo el tiempo. Y eso, al final, también te pondrá barreras a la hora de avanzar. Deja estar, deja pasar, deja que el tiempo cure las heridas Acuario, sabes perfectamente que al final, todo se coloca en su lugar.

Te puede interesar: Acuario y la ansiedad

Piscis: Del 20 de febrero al 20 de marzo

Tienes un corazón blando y delicado Piscis, a pesar de que tengas muchísimo genio, de que cuando se te cruza el cable seas una persona hasta agresiva si cabe. Pero no Pececito, en el fondo, sientes las emociones muy intensamente, mucho más intensamente que la mayoría de las personas. Por eso muchas veces tienes problemas a la hora de curar tu angustia Piscis. Tienes que pasar más de los demás, tienes que intentar no tomarte de forma personal todo porque al final, los demás te sueltan algo y tú eres quien te lo quedas dentro días y días Pececito.

No te comas demasiado la cabeza, ignora de una vez, aunque te cueste la vida, aunque te quemes por dentro, aunque revientes Piscis, y date media vuelta, y pasa, y olvida y si no olvidas, al menos que no se note. Y no hables tanto de los temas que te preocupan Piscis, porque tu no te desahogas y ya, la angustia muchas veces llega cuando lo remueves todo…

Te puede interesar: Piscis y la ansiedad