Dicen que no entiende de razones, sólo porque no se queda callado, porque lucha por lo que quiere, porque llora si es necesario y también se enoja. Cáncer es así, temperamental, es quien tiene a la Luna de su lado y prefiere seguir su parte emocional, aferrarse a lo que le dicte su intuición antes de terminar en los brazos equivocados. No todos pueden lidiar con la transparencia de su alma, hay quienes quieren que cambie, que finja algo que no es sólo para satisfacer las necesidades del resto, pero Cáncer sabe lo que quiere y con quién, si no te abre las puertas de su vida es porque tiene una buena razón y esta tabla de compatibilidad lo comprueba:

1.- Aries

Cáncer es intuitivo, emocional y no lo piensa dos veces cuando se trata de entregar amor. Puede que al principio quede hipnotizado por la forma tan temeraria de ser de un Aries, se pierde en su independencia, es su lado impulsivo. De hecho, así es como comienzan su vínculo, algo que rompe con las expectativas del resto y que sólo les importa vivir el momento. Sin embargo, cuando deciden compartir sus días todo se vuelve intenso, es una combinación demasiado explosiva, más que como pareja podrían tener una bonita amistad porque a Cáncer le resulta muy difícil seguir el ritmo de Aries.

2.- Tauro

Un amor que le apuesta a la magia, ese que tiene sabor a compromiso y que no le teme al futuro. El vínculo entre Tauro y Cáncer, es de los más bonitos del zodiaco. Cáncer entrega su parte leal, amorosa, creativa y un poco cambiante. Sin embargo, Tauro no es un signo que se ande por las ramas dice las cosas de frente y sin miedo, es muy honesto y no le teme al compromiso. Si deciden envolverse en las llamas del amor van a descubrir algo genuino, pasional, entregado y muy firme. Los dos están dispuestos a tener algo a largo plazo. Encuentran justo lo que necesitaban en el otro.

3.- Géminis

Géminis es un signo que prefiere disfrutar el instante, es demasiado cambiante y eso del compromiso no lo tiene con cualquiera. Es impaciente y también tiene una parte habladora que se intensifica con el paso del tiempo. Lo cierto, es que Cáncer es el amante que pone por delante la protección, es muy empático y escucha al corazón. Cáncer busca la calidez, esa sensación de hogar en todas sus relaciones. Si deciden tener una relación es muy poco probable que funcione, porque tienen demasiados cambios, las discusiones se vuelven una constante y Cáncer no puede lidiar con las crisis de Géminis.

4.- Cáncer

¿Qué pasa en el momento que un Cáncer se entrega a otro Cáncer? Es sinónimo de una dosis de locura, de amor en exceso, las cuestiones sentimentales estarán a la orden del día. También hay empatía y sinceridad en la relación, tal vez no sea el cuento de hadas soñado, pero sí pueden tener algo sano y duradero, siempre y cuando, ambos pongan de su parte, porque en el momento que su lado oscuro se hace presente pueden terminar muy mal. Digamos que es altamente peligroso pero con mucha química, te lanzas bajo tus propias condiciones, porque al final nadie te entiende mejor que otro Cáncer.

5.- Leo

Dos signos que no le temen al amor y al compromiso, pero que tienen sus diferencias bien marcadas. Leo es un signo que le gustan las cosas de frente, no importa cuál sea la verdad, pero la prefiere. Es demasiado leal y cuando se trata de vínculos a largo plazo anda como pez en el agua. Por su parte, Cáncer puede ser demasiado sensible para su gusto, muy temperamental y excesivamente profundo. Digamos que al principio la química entre los dos es muy especial, pero luego empiezan a aparecer los problemas. Leo es muy independiente y es posible que funcione, pero tienen que ceder.

6.- Virgo

Un amor dulce, sincero y duradero. Así es el amor que puede surgir entre un Virgo y un Cáncer. Virgo es muy entregado, no le da su corazón a cualquiera, pero cuando lo hace se compromete a nivel profundo. Mientras que Cáncer es amable, sensible y honra el hogar. Lo suyo comienza como una amistad muy honesta y se convierte en un vínculo único, algo emocional que sobrepasa cualquier cosa. Antes que pareja son grandes amigos, se entienden y se aceptan tal cual. Su objetivo no es cambiarse nada, es encontrar las fortalezas de cada uno para finalmente poder verse brillar.

7.- Libra

Una moneda al aire, así es la relación que se da entre Cáncer y Libra, puede que su amor funcione, pero ambos tienen que poner de su parte. Libra es un encanto por donde lo veas, cautiva por la manera romántica en la que ve la vida, pero su indecisión puede ser un problema para el lado cambiante de Cáncer, pues nunca llegan a un acuerdo. Por su parte, Cáncer es emocional, muy sobreprotector y eso puede resultar agobiante para la independencia de Libra. Lo que inició como una llamarada de pasión puede volverse en algo rutinario. Cáncer se empieza a sentir inseguro por la indecisión de Libra.

8.- Escorpio

¿Qué pasa cuando Escorpio atrapa el corazón de Cáncer? Bueno, realmente su vínculo es sinónimo de amor. Cáncer es emocional, comprensivo y decide proteger a Escorpio. Ahí es cuando Escorpio se siente seguro, cuando deja de lado su parte exigente, posesiva y desconfiada. Los dos deciden entregarse y encontrar el amor verdadero. Son honestos, intensos y con expectativas muy altas, no piensan dejar que tanta química y tanto amor se vaya a la basura. Cuando deciden tener es porque lo van a cuidar, siendo así podrían pasar una vida entera juntos.

9.- Sagitario

Digamos que en el momento que Cáncer decide entregarle el corazón a un Sagitario, es porque realmente está listo para lanzarse al ruedo sin importar lo que pase, porque lo suyo no es precisamente algo para toda la vida. Cáncer es familiar, creativo, vulnerable y ama la estabilidad. Lo que no combina muy bien con Sagitario, que prefiere vivir los días de una forma despreocupada, liberal y con un toque de rebeldía. No es su intención, pero puede terminar haciendo pedazos el corazón de Cáncer. A Cáncer le cuesta lidiar con alguien tan desapegado.

10.- Capricornio

¿Quién iba a imaginar que Cáncer encontraría el amor real en un Capricornio? Cuando estos dos deciden entregarse al amor lo hacen de una forma desmedida. Cáncer le enseña la cercanía con la que se ama a Capricornio, le encanta con su lado empático y familiar. Sin embargo, Cáncer también cae rendida ante la parte comprometida, analítica y ambiciosa, con la que Capricornio ve la vida. Su relación es sinónimo de fortaleza, de un amor genuino. Son dos signos opuestos que se equilibran y se atraen a pesar de los años. Incluso aprenden a enamorarse de sus manías.

11.- Acuario

Cáncer y Acuario, un amor para aquellos que no le temen a nada, para los que están dispuestos a lidiar con discusiones constantes. La cuestión es que ambos signos se pierden en su propio mundo y ahí es cuando la distancia se hace presente. Cáncer es muy cambiante, inseguro y romántico. Lo que no encaja con la parte despreocupada, soñadora y dispersa de Acuario. Digamos que para que funcione los dos tienen que poner de su parte y prestarse más atención. Son justamente lo opuesto a lo que están buscando, pero…ya sabes cómo es esto del amor, siempre nos sorprende.

12.- Piscis

Si hay una relación que se puede llevar a la pantalla por tanto romanticismo, sin duda, estamos hablando de Piscis y Cáncer, su vínculo es el que rompe con un montón de paradigmas. Es una relación en la que se entregan profundamente a nivel mental, físico y emocional. Cáncer es el empático, el vulnerable, el creativo. Pero Piscis le invita a la compasión que hay en su corazón, a sumergirse en su sensibilidad y la manera tan soñadora en la que ve la vida. Su relación es de palabra, cumplen lo que prometen y no se sueltan en medio a pesar de las altas y bajas.